Un penal agónico salvó a Vélez

COMPARTIR

BUENOS AIRES (NA).– Un penal agónico convertido por Maximiliano Caire en el último suspiro del partido puso ayer fin a la mala racha de Vélez en el torneo de Primera División, ya que dio vuelta a Defensa y Justicia por 2 a 1, en el adelanto de la décima fecha.

El Halcón se puso al frente en el primer tiempo gracias a un tanto de Nicolás Stefanelli, pero el Fortín supo recuperarse en el complemento, por intermedio del juvenil Matías Vargas.

La mala racha parecía que no iba a cortarse cuando Cristian Nasuti no pudo con el arquero Agustín Rossi en un penal, pero el destino le dio otra oportunidad desde la pena máxima tras un penal sobre Gonzalo Díaz, bien sancionado por el árbitro Fernando Echenique.

Caire cambió por gol esa posibilidad y puso paños fríos a los problemas deportivos de Vélez, que acumulaba tres derrotas consecutivas.

El Fortín llegó así a nueve puntos en el campeonato y agradó su promedio, cuando empezaba a mirar de reojo la chance de quedar dentro de la zona de descenso en esta fecha.

El partido parecía consumirse con el empate pero a los 45, una llegada de Díaz por la izquierda generó un nuevo penal, por infracción de Santiago Nagüel y aunque el remate de Caire fue imperfecto y Rossi estuvo muy cerca de contenerlo, fue gol y selló el 2-1.