Asaltaron una despensa y el comerciante se resistió a pesar de ser encañonado

Compartí en tus redes!

El intento de robo se produjo en la noche del miércoles en una despensa de calles Don Bosco y Schweitzer, donde un hombre ingresó a cara descubierta y armado. La reacción del comerciante de 69 años fue inesperada y temeraria a la vez.

RIO GRANDE.- Juan Bautista Correa es el dueño del local de calles Don Bosco y Schweitzer, quien en la noche de miércoles enfrentó al delincuente que lo quiso asaltar a mano armada y lo puso en fuga.

El intento de asalto se registró en la despensa “Danés”, de calles Don Bosco y Schweitzer de este sector de Río Grande, bajo jurisdicción de la comisaría Segunda.

Un hombre mayor de edad ingresó a cara descubierta a este local, donde aguardó que saliera un niño que realizaba una compra, y luego de ello encañonó con un revólver al propietario de la despensa, Juan Bautista Correa.

El hombre mayor de edad lejos de amedrentarse enfrentó al delincuente negándose a su solicitud de entregarle el dinero, por lo que comenzó una fuerte discusión ante la cual el malviviente optó por escaparse.

Personal policial llegó al lugar sin poder dar con el malviviente, centrándose la investigación en la búsqueda de testimonios y cámaras de seguridad vecinas, a fin de determinar la identidad del frustrado asaltante.

 

“A mí no me asustó con el revólver”

Correa de 69 años lleva siendo el almacenero de la zona desde hace ya más de 20 años, asegurando que “es la primera vez que me sucede un hecho de estas características”.

Muy risueño relató lo vivido, “tuvimos un loco que no lo conozco, entró al negocio y en ese momento estaba comprando un nenito, esperó a que saliera. Me dijo cómo estaba en el negocio y pidió la plata, me dijo que estaba buscando la plata y le digo ¡¡ah bueno, somos dos!!”, dijo riendo.

“Sacó un revólver y me pidió la caja o te mato, le dije que pasara, acá tenés la caja le dije. A mí no me asustó con el revólver, le pegué un manotón, si lo agarraba lo cortaba en pedacitos”, dijo en un intento de forcejeo que desencadenó la fuga del delincuente.

“Pensó que me iba a asustar, esa cosa no me asusta, yo me asustaba cuando era chico, pero ahora el susto no lo conozco”, concluyó el temerario comerciante.

 

El procedimiento en la despensa asaltada en una zona en la que los vecinos dan cuenta de muchos hechos delictivos.
El procedimiento en la despensa asaltada en una zona en la que los vecinos dan cuenta de muchos hechos delictivos.