Trabajadores volvieron a tomar la planta

COMPARTIR

Ante la falta de respuestas de parte del Gobierno los 57 trabajadores de la empresa electrónica Ambassador volvieron a ocupar la fábrica e hicieron una presentación para detener el remate del inmueble previsto para el 24 de octubre próximo.

Desde agosto los trabajadores permanecían en el exterior del edificio. Ayer volvieron a ocuparlo.

USHUAIA.- Esperando respuestas del Gobierno que no llegan y tras la publicación del edicto de remate de la planta de Ambassador, los 57 trabajadores que siguen manteniendo vínculo laboral con la empresa resolvieron volver a ocupar sus puestos de trabajo en forma pacífica en el día de ayer.

De acuerdo al edicto publicado hace 15 días en el boletín oficial, Ambassador podría ser rematada el 24 de octubre para enfrentar el pago de una sentencia laboral iniciada en 2017 por un trabajador de la empresa. El inmueble, que fue adquirido por la compañía en el año 2005 con una inversión de 1,5 millones de dólares, se remataría con una base cercana a los 315 millones de pesos y el comprador debería hacerse cargo de la deuda por impuestos y servicios cercana a los cuatro millones.

“Tuvimos que hacer una presentación ante el Juzgado del Dr. Penza, donde le pedimos que se frene el remate y que se investigue la administración de Ambassador. El Juez tiene que considerar que van a quedar 57 familias sin trabajo y sin una unidad productiva que está en condiciones de trabajar, con la posibilidad que nos da BGH o cualquier otra empresa que nos ofrezca trabajar a fasón”, explicó una de las trabajadoras.

Desde hace 8 meses, los trabajadores de Ambassador Fueguina no cobran sus haberes y su situación laboral es incierta. Durante la pandemia no han trabajado ni percibido ingresos de la empresa y tampoco han podido acceder a la ayuda estatal, por la relación de dependencia que los une con la patronal.

Además, durante los últimos meses, la empresa de capitales chinos les impidió que ingresen a la planta para producir para fábricas de Río Grande a pesar de la intervención de las autoridades, incluso del mismo gobernador Gustavo Melella, para hacer posible la reactivación de la industria.

“Nosotros queremos saber qué hay detrás de todo esto. Hace dos años que los empresarios no aparecen, hace dos años que al día de hoy nadie nos da una respuesta, ni siquiera la UOM que es nuestro gremio y siempre ha estado en connivencia con la empresa”.

“De hecho hace dos años que no aparece la patronal, pero siempre el interlocutor fue Marcelo Castronuovo, de la UOM. Pero desde que nosotros tomamos este tipo de medidas la UOM nos soltó la mano, al igual que el Ministerio de Trabajo”, acusó.

La vocera de los trabajadores dijo que “ante esta situación, nosotros pedimos que el Gobernador tome las medidas que tenga que tomar de una vez por todas. Le pedimos que reactive la industria con la totalidad de los trabajadores. Cuando reinauguró AUDIVIC dijo públicamente que iba a tomar medidas más drásticas y es lo que estamos esperando”.