Promulgaron las leyes por la separación de las Cajas

COMPARTIR

Tras la última sesión especial de la Legislatura, se publicaron las leyes de creación de la Caja de Previsión Social de Tierra del Fuego (CPSPTDF) y de la Obra Social de Tierra del Fuego (OSPTDF).

RIO GRANDE.- El Ejecutivo provincial promulgó las leyes de creación de la Caja de Previsión Social de Tierra del Fuego (CPSPTDF) y de la Obra Social de Tierra del Fuego (OSPTDF), las que ya fueron publicadas ayer en el último boletín oficial.
Las nuevas leyes, sancionadas por la Legislatura fueguina el pasado viernes, concretan la separación de las Cajas previsional y obra social del ex IPAUSS, estableciendo así la autonomía de cada una a partir de diciembre próximo, mes en el que finalizarán su mandato los actuales directores del organismo.
La Obra Social de Tierra del Fuego (OSPTDF) otorgará prestaciones en forma directa o por intermedio de terceros de: servicios médicos, odontológicos, farmacéuticos, ópticos y de estudios destinados al fomento, prevención, recuperación de la salud y rehabilitación del individuo a la vida útil; teniendo que destinar para ello, y como mínimo, el 80 por ciento de sus recursos brutos.
Por tratarse de un organismo autónomo, al igual que la Caja de Previsión, la obra social será conducida y administrada por un presidente y un directorio, quienes a su vez serán asistidos por un Comité Asesor. El presidente será designado y removido por el Poder Ejecutivo Provincial.
El Comité Asesor será conformado por un representante de cada municipio y los funcionarios de las distintas áreas de la Obra Social con jerarquía inmediata al director, y su función será la de dictaminar, con carácter no vinculante, sobre todos aquellos asuntos que le sean sometidos a su consideración por el presidente o el directorio.
Por su parte, la Caja de Previsión Social de Tierra del Fuego (CPSPTDF) tendrá a su cargo la administración del sistema previsional, sucediendo jurídicamente al Instituto Provincial Autárquico Unificado de Seguridad Social (IPAUSS).
Estará integrado por el presidente y tres vocales, uno de ellos designado por el Poder Ejecutivo quién desempeñará la vicepresidencia de la Caja y será quien sustituya al presidente en caso de que por cualquier circunstancia le resulte imposible ejercer sus funciones, otro representará a los afiliados pasivos debiendo ser elegido por el voto directo de los mismos y otro representará a los afiliados activos debiendo ser elegido por el voto directo de los mismos. Los afiliados activos y pasivos de la Caja elegirán sendos suplentes.
Asimismo, el Ejecutivo promulgó las leyes de modificación a la Ley Tarifaria, y la creación de la Agencia de Recaudación Fueguina (AREF), organismo que se ocupará de llevar adelante la política tributaria de la Provincia, rol que se realizaba a través de distintas áreas del Ministerio de Economía, entre ellas, la Dirección Provincial de Rentas (DPR).

Promulgaron las leyes por la separación de las Cajas.