Prisión a Gerardo Núñez, 5 años

COMPARTIR

Ayer finalizó el juicio contra el hombre que incendió una vivienda donde había varios menores. Fue condenado por el Tribunal de Juicio de Río Grande a cinco años de prisión. La lectura de la sentencia será el jueves 23 de julio.

El veredicto se difundió a través de la red social del facebook oficial del Tribunal de Juicio.

RÍO GRANDE.- El Tribunal de Juicio en lo Criminal condenó ayer a 5 años de prisión a Gerardo Saúl Núñez, por ser considerado el autor penalmente responsable del delito de incendio agravado por peligro de muerte, cometido el 8 de julio del año pasado.
En la lectura del veredicto, realizada por el presidente del Tribunal de Juicio, Dr. Daniel Borrone, acompañado de los vocales Dres. Eduardo López y Juan José Varela, también se expresó el rechazo a las nulidades planteadas por la defensora del imputado, Dra. Lorena Nebreda y la conversión del actual estado de detención en prisión preventiva.
El Tribunal, además, resolvió notificar del fallo a los juzgados de Familia y Minoridad 1 y 2 de Río Grande, donde se tramitan causas en la que está involucrado Núñez, respecto a los hijos que tiene en común con su pareja, con quien había discutido el día de producido el siniestro.
El ahora condenado participó en el desarrollo del juicio, desde la Unidad de Detención N° 1 de Río Grande, conectado mediante el sistema de videoconferencia.
Cabe recordar que durante los alegatos, la semana pasada, el fiscal Mayor, Dr. Guillermo Quadrini, había solicitado una pena de 9 años de prisión y la Dra. Nebreda, la absolución.
La lectura de la sentencia será el jueves 23 de julio a partir de las 13:00, de acuerdo a lo notificado por el juez Borrone.

El caso
El incendio ocurrió el    8 de julio de 2019, en una vivienda ubicada en el pasaje Avellaneda 2582 de Río Grande y con varias personas en su interior.
Gerardo Núñez fue acusado de haber ocasionado de forma intencional el incendio de la vivienda de su expareja, luego de una discusión y aprovechando la ausencia de la mujer que estaba radicando la denuncia en la comisaría de Género y Familia.
Lo más grave fue que esa acción la realizó sabiendo que en la vivienda se encontraban dos niñas de 14 y 11 años, un niño de 6 años y dos bebés de 5 meses, hijos de su expareja, así como también sus hijas biológicas de 17 y 19 años.
Fue acusado por el delito de “incendio con peligro de muerte para alguna persona” y ayer condenado a la pena de cinco años de prisión.