Permitieron la circulación de unos 80 camiones de carga que estaban varados en la frontera

Compartí en tus redes!

Así lo informaron desde la Dirección de Límites y Frontera de Tierra del Fuego. Tras negociaciones entre el Sindicato de Camioneros y el gremio que nuclea a los aduaneros chilenos, se permitió que ingresen a la isla todos los camiones que estaban en el Continente y que transportaban alimentos no perecederos, y a su vez, ayer unos 80 camiones que esperaban del lado argentino pudieron salir al Continente.


RÍO GRANDE.- Cinco días de medidas de fuerza de personal de la Aduana de Chile -que reclama la incorporación de más trabajadores y de mejoras edilicias y del sistema informática-, pasaron y la frontera sigue cerrada al tránsito vehicular.

Por tal motivo, a raíz de la cantidad de camiones que quedaron varados durante todos esos días, desde el Sindicato de Camioneros iniciaron conversaciones con el ANEF, el gremio que nuclea a los trabajadores de la Aduana de Chile, para permitir la circulación de los camiones que se encontraban en la frontera.

Luego de que el gremio accedió a la petición del Sindicato de Camioneros, se permitió el paso de todos los camiones que transportaban alimentos no perecederos, que estaban varados en el Continente que tenían que ingresar a Tierra del Fuego.

Además, ayer se hizo una listado de los 80 camiones que estaban en la frontera de San Sebastián y se permitió la salida por grupos de hasta 25 camiones, cada tres horas.

De todos modos, el director de Límites y Frontera, Carlos Andrade, aclaró a El Sureño que la decisión del gremio chileno sólo alcanzó a los camiones que estaban varados, pero “ya no hay más camiones retenidos en la frontera”.

En tal sentido, recordó que continúan las medidas de fuerza de los aduaneros chilenos, por lo que recomiendan a la población no trasladarse hasta el lugar, dado que “no atienden automóviles ni a más camiones”.

Algunos camiones pudieron pasar, mientras la medida de fuerza de la Aduana persiste.
Algunos camiones pudieron pasar, mientras la medida de fuerza de la Aduana persiste.