Operativo “rápido y eficiente”

COMPARTIR

Ayer la ministra de Salud, Judit Di Giglio, confirmó el arribo del buque pesquero con personas contagiadas con COVID-19 y resaltó el “gran trabajo en conjunto, realizado entre las distintas instituciones involucradas, e inclusive con la empresa; para hacer frente a la situación de manera rápida y eficiente”.

Operativo montado en el muelle del puerto de Ushuaia.

USHUAIA.- Ayer la ministra de Salud, Judit Di Giglio, confirmó el arribo del buque pesquero con personas contagiadas con COVID-19 y resaltó el “gran trabajo en conjunto, realizado entre las distintas instituciones involucradas, e inclusive con la empresa; para hacer frente a la situación de manera rápida y eficiente”.

Tras observar que “recibimos el alerta a través de Sanidad de Fronteras, que la embarcación (“Tai-An”) venía con personas sintomáticas a bordo”, la titular de Salud puso de relieve “el enorme trabajo coordinado que tenemos con el Puerto, Prefectura y el COE”, que permitió que “a la llegada del barco subiera un equipo de profesionales de Salud e hicieran los test rápidos, de antígenos”.

Di Giglio precisó que fueron siete las personas sintomáticas que tuvieron un resultado positivo, y anotó que “en virtud de que dentro del barco ninguno de los tripulantes estaba en condiciones de mantener el distanciamiento, las 52 personas que bajaron anoche del barco fueron trasladadas a un hotel de la ciudad para hacer el período de aislamiento, en habitaciones individuales”.

“Luego se les realizará el test diagnóstico a las personas que vayan presentando síntomas, y por supuesto se les realizará el seguimiento médico” anotó, para agregar que “hasta el momento ninguno de los pasajeros están internados porque todos los confirmados tienen síntomas leves”.

La Ministra de Salud indicó que cuando los tripulantes abordaron el barco, en su momento, “subieron sin síntomas, con PCR negativo; pero el pasado 17 de octubre vinieron, tras 45 días en alta mar, para hacer mantenimiento y realizar algunos controles médicos a algunas personas; pero no por problemas respiratorios. Por diferentes motivos estuvieron en contacto con otras personas de Ushuaia y fue luego de esto que comenzaron a tener síntomas de COVID-19”.

La doctora Di Giglio argumentó el procedimiento distinto al que se realizó con el caso del buque pesquero “Echizen Maru” (que en julio desembarcó en Ushuaia con personas contagiadas), en el hecho que “ahora la situación es diferente, porque en ese momento no teníamos casos en Ushuaia y ahora tenemos transmisión comunitaria”.

La funcionaria puntualizó que “la realidad es que para evitar que los que no estén contagiados contraigan el virus se les va realizar la PCR con tiempo. Van a permanecer en el barco unas diez personas, que son las que deben mantener el funcionamiento del buque. El resto de la tripulación deberá cumplir el aislamiento como cualquier paciente, pero lo harán controlados en un hotel, y en habitaciones individuales; para que los que no están contagiados no contraigan el virus”.