Manifestación contra familia conflictiva

Compartí en tus redes!

Nuevamente y por tercera vez en una semana, un grupo de vecinos de la urbanización Chacra XIII se manifestó enfrente del edificio donde vive Susana Beatriz Kovacic a quien acusan de ser una mujer conflictiva y que está protegida por la justicia.

Nuevamente los vecinos de Mazarello al 400 pidieron que trasladen a una “vecina conflictiva”.

RIO GRANDE.- Tal como lo vienen haciendo desde hace una semana, cuando en el domicilio de esta mujer se llevó adelante una fiesta clandestina que terminó con una persona apuñalada, los vecinos piden a las autoridades de Gobierno, IPV y de la justicia que tomen alguna medida para que esta mujer sea trasladada a otro sector donde no genere inconvenientes.

En el lugar los vecinos volvieron a manifestar su enojo por tener como vecina a una mujer “conflictiva”.

Recordaron que ya tuvieron contacto con responsables de Gobierno, del IPV y de la justicia, “todos te prometen soluciones pero al final de cuentas nadie hace nada y nosotros debemos soportar seguir viviendo encerrados y con miedo”.

Indicaron que desde el IPV les habían señalado que esta problemática vecina, quien fuera recientemente excarcelada, iba a ser reubicada en otra locación “pero eso nunca sucedió”.

Cabe señalar que, según se pudo conocer, desde el Instituto Provincial de la Vivienda se barajaba la posibilidad de realizar un canje de vivienda para sacar del edificio a Susana Beatriz Kovacic, la mujer a la que los vecinos acusan de ser una persona problemática, pero esto se vio truncado cuando a punto de concretarse la familia que se iba a mudar a este departamento desistió de hacerlo.

Lo cierto es que durante gran parte de la mañana de este jueves, tal como sucedió el martes, los vecinos salieron a la calle con redoblantes, cacerolas y pancartas en las que indican que están cansados de convivir con la familia. En las leyendas se pide a las autoridades del IPV que tomen alguna determinación al respecto.

Según dijeron, esta mujer genera problemas desde hace años y nunca hubo respuesta alguna de los diversos reclamos que se elevaron tanto a la justicia como al IPV.