La Argentina lleva a cabo “la campaña de vacunación más grande de su historia”

Compartí en tus redes!

El Jefe de Gabinete respondió preguntas e instó a no hacer política con la pandemia.

BUENOS AIRES.- El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, acusó ayer a la oposición de “jugar sucio” y “partidizar” la situación sanitaria para sacar “rédito político”, dijo que cuando pase la pandemia deberán “rendir cuentas” quienes incumplieron medidas para frenar los contagios y advirtió que algunos adversarios políticos se comportaron en los debates sobre las vacunas como si fuesen “visitadores médicos”.

Cafiero cuestionó a la dirigencia opositora y a algunos medios de comunicación y aseguró que mientras el presidente Alberto Fernández “se la juega por salvar la vida de argentinas y argentinos, la oposición se juega la próxima elección y los medios se juegan el rating”.

El funcionario criticó puntualmente al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por haber desoído la disposición oficial de suspender las clases presenciales en el peor momento de la pandemia y señaló también a la Corte Suprema de Justicia por haber hecho lugar a un planteo de las autoridades porteñas.

“Que en medio de la pandemia un distrito haya incumplido normas del Gobierno nacional y que un poder del Estado haya querido ejercer potestades que no le corresponden es algo por lo que se van a tener que rendir cuentas. Cuando esta pesadilla termine, cada uno tendrá que hacerse cargo”, indicó ante los senadores.

Cafiero aseguró que en el final de la pandemia “se sabrá quiénes escucharon más a los encuestadores que a los epidemiólogos y a los enfermeros” y expresó que, en ocasiones, los dirigentes opositores “parecen más visitadores médicos que dirigentes políticos”.

En un discurso en el que hizo eje en las medidas adoptadas por el gobierno de Alberto Fernández durante la pandemia y en la situación económica del país, Cafiero aseguró que el Gobierno lleva adelante “la campaña de vacunación más grande de su historia” y consideró que no se debe perder de vista el contexto en el que el país enfrenta la situación sanitaria.

Respecto al plan de vacunación en medio de la pandemia, el funcionario aclaró que el Gobierno nacional “nunca abandonó las negociaciones con nadie” y opinó que hay “una obsesión por un laboratorio (por Pfizer)”.

“Por suerte, la realidad supera esta estrategia en los lugares de vacunación. Argentina tuvo una sola política, abrir las puertas con todos los laboratorios que pudieran proveer vacunas: hasta aquí, hemos firmado con AstraZeneca-Oxford, cuyo antígeno se produce en la Argentina”, precisó.

En su exposición, Cafiero pidió a los espacios opositores “un debate franco de ideas” alejado de “griteríos y sets de televisión” y les reclamó tener “honestidad” y no adoptar “una posición parcial” de la realidad.

“El Gobierno está atendiendo las consecuencias de la pandemia”, aseguró el funcionario y explicó que el jefe del Estado, Alberto Fernández, advirtió en marzo que la segunda ola “sería más virulenta y agresiva”.

La sesión del Senado fue abierta por la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma de Abdala, y en el turno de las preguntas fue reemplazada por el senador del Frente de Todos Maurice Closs, debido a que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner se encontraba en una audiencia, según dijeron fuentes oficiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *