Independiente del Valle quiere imponer la localía en la ida

COMPARTIR

QUITO (AFP).– Con su estrategia de ganar en casa y sorprender de visitante, el ecuatoriano Independiente del Valle pretende dar hoy ante el colombiano Atlético Nacional un importante paso hacia su primer título internacional, en el duelo de ida por la final de la Copa Libertadores de América 2016.

“La clasificación la hemos ganado aquí, en los partidos que hemos ganado de local, que nos han servido para ir mucho más confiados de visitantes”, declaró a la prensa el mediocampista ecuatoriano Junior Sornoza.

Los negriazules, que ya hicieron historia en el torneo al eliminar a River en octavos de final y por silenciar “La Bombonera” al derrotar a Boca en las semifinales, ahora enfrentarán en Quito a los grandes favoritos para adjudicarse el trofeo.

Los ecuatorianos aceptaron que no eran los mimados de la competición, lo que les sirvió para su hazaña en la Libertadores de 2016, en la que también dejaron en el camino al mexicano Pumas, en cuartos de final, y vencieron a Colo Colo y a Atlético Mineiro, en la segunda etapa.

“Desde que inició la Copa siempre el favorito fue el rival y llegamos hasta ésta instancia. Ahora el favorito es (Atlético) Nacional, pero Independiente tiene sus armas”, aseguró el arquero de los rayados del Valle, Librado Azcona.

El rey de copas cafetero llega a Quito con el atributo de la experiencia y de ser considerado el equipo más exitoso de su país en los últimos diez años.
Del repechaje a la final

En su tercera participación en la Libertadores y con solo seis años en la Primera División del fútbol ecuatoriano, Independiente empezó a soñar con el título del máximo torneo continental al imponerse en el repechaje sobre Guaraní de Paraguay.

Con los pronósticos en contra, los rayados del Valle avanzaron hasta la final cortando la cabeza de equipos de trayectoria gracias a un juego rápido y figuras como Azcona, Sornoza, el defensor Arturo Mina, el volante Julio Angulo y el delantero José Angulo.

Atlético Nacional, campeón de la Libertadores de 1989 y subcampeón en 1995, aspira alzarse con la corona con la mira puesta en el Mundial de Clubes.

La máquina verde llega a Quito con dos atacantes de cuidado: Miguel Borja, que marcó 4 goles en las semifinales, y Ezequiel Rescaldani, que en su debut en el campeonato colombiano el pasado fin de semana convirtió 2 tantos.

Los equipos se medirán en la altura de Quito (2.850 metros). El estadio Olímpico Atahualpa (para unas 38.500 personas) será el escenario del compromiso, a disputarse desde las 21:45 (hora argentina).

Independiente del Valle es la revelación del certamen.
Independiente del Valle es la revelación del certamen.