¿Hemos perdido la capacidad de disfrutar de la soledad?

Compartí en tus redes!

Saber desconectar en determinados momentos puede ser una poderosa estrategia para beneficiarse de ciertas dosis de soledad deseada.

Las intervenciones basadas en plataformas sociales virtuales podrían suponer una oportunidad para conectar y vencer barreras de comunicación. También pueden disminuir el aislamiento y la soledad no deseada que sufren algunos individuos.

Es el caso de las personas de edad avanzada que viven solas en sus hogares y disponen de apoyos limitados. Algunos estudios afirman que el contacto a través de redes sociales virtuales no parece estar desplazando el contacto cara a cara sino reforzándolo.


Nuestro día a día transcurre en un mundo hiperconectado. La conectividad constante puede disminuir nuestro rendimiento. Podríamos pensar que, a medida que nos acercamos a la vida de los demás, corremos el peligro de alejarnos de nosotros mismos.

Estar solo no implica necesariamente un sentimiento negativo y en ocasiones puede ser necesario o beneficioso. La soledad deseada fomenta nuestra capacidad para conocernos a nosotros mismos, para reflexionar acerca de nuestra forma de pensar, sentir y actuar. A través de la soledad deseada también surge la creatividad. Es, en definitiva, un motor para el crecimiento personal.

En la última década ha habido un aumento del tiempo del uso de pantallas que ha desplazado el tiempo que antes ocupaban otras actividades como leer, participar en actividades religiosas e incluso dormir. Actividades que podían facilitar en mayor medida tener un espacio para reflexionar, dedicar tiempo a uno mismo y disfrutar de la soledad.

Pero hace falta todavía más investigación para saber hasta qué punto las redes sociales son una barrera para disfrutar de la soledad deseada, quiénes son las personas que más afectadas se ven por este fenómeno y qué podemos hacer para conseguir encontrar momentos de encontrarnos con nosotros mismos. Todo apunta a que controlar nuestra conectividad y poder para saber desconectar en determinados momentos ya que puede ser una poderosa estrategia para poder beneficiarse de ciertas dosis de soledad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *