Encuentran vestigios de una legendaria expedición antártica

Compartí en tus redes!

En el marco de las tareas cotidianas que realizan los equipos de trabajo que se encuentran en la Base Orcadas de la Isla Laurie, en la Antártida, el guardaparque nacional Alejandro Rey y personal del Instituto Antártico Argentino encontraron dos barriles cargados con 200 litros de combustible especial, de 50 años de antigüedad, que flotaban en la costa de la isla.

USHUAIA.- Durante una recorrida realizada en el mes de marzo se avistó uno de los barriles, por lo que se organizó una extracción que incluyó el desplazamiento de alrededor de 350 metros del objeto por el agua, involucrando el uso de trajes de exposición por las bajas temperaturas del mar, de 1°C promedio. El segundo contenedor fue rescatado de la orilla y ambos fueron trasladados a Buenos Aires en el rompehielos ARA Almirante Irizar.

El origen de los objetos recuperados se relaciona con una legendaria expedición internacional a la Antártida que tuvo como objetivo analizar el clima, los movimientos de glaciares y la vida marina de la región. Según pudo constatar el jefe científico a bordo del Irizar, Pablo Fontana, a través de marcas identificatorias en los envases metálicos, éstos estuvieron acopiados en la base Little América V, establecida durante la Operación Deep Freeze II, en 1956.

Se presume que los tambores se desprendieron junto a la Base con el témpano B-9 en 1987. El gran bloque de hielo flotante se dividió en tres partes y llegó a las Orcadas en 2002, tras navegar unos 4 mil kilómetros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *