Comisario atropelló a un menor en Chacra IV y se comprobó que manejaba alcoholizado

COMPARTIR

Un alto jefe policial protagonizó un verdadero escándalo en las calles de Chacra IV cuando, circulando a contramano y en aparente estado de ebriedad, atropelló a un menor de cuatro años. El menor se encuentra en observación en el hospital y las autoridades policiales analizan las medidas a adoptar para con este uniformado.
RIO GRANDE.- El siniestro vial se registró el domingo aproximadamente a las 22:00 en el cruce de calles Milton Roberts y Garay de la zona de Chacra IV, donde el comisario Juan Choren Pérez, segundo jefe de la comisaría Primera de Río Grande, circulaba a bordo de su camioneta Toyota Rav.

El Jefe policial, fuera de servicio y en uso de licencia, circulaba a contramano, cuando en su camino se cruzó un pequeño, Josías Falbo de 4 años, quien salía de una iglesia evangélica situada en ese sector, junto a otras personas.

El pequeño fue embestido por la camioneta y tras ello rápidamente asistido por el conductor y parte de la congregación que en el lugar le reprocharon su accionar.

Inmediatamente llegaron al lugar efectivos de la comisaría Tercera, inspectores y la ambulancia que trasladó al pequeño al Hospital, donde quedó internado en observaciones.

Mientras tanto en el lugar del hecho Choren Pérez fue sometido al test de alcoholemia que le dio positivo en un alto nivel, muy excedido del máximo tolerado (0,5), en 1,78 gramos de alcohol por litro de sangre.

Autoridades policiales iniciaron a partir de esta situación un sumario administrativo, durante el cual Choren Pérez fue apartado de sus funciones a la espera de la resolución.
“Josías está bien”

José Falbo y Melisa Onuszko son los padres del pequeño Josías, quien se recupera favorablemente en el Hospital, señalando que “estamos esperando el resultado de una tomografía, él está bien desde anoche pudimos hablar con él, pudimos orar, nos atiende, nos responde y por determinadas situaciones decidieron hacerle una nueva tomografía”, dijo su padre.

Sobre cómo ocurrió el hecho, describió que “estábamos saliendo de la iglesia, las veredas en chacra IV son finitas, hay muchos autos y hay muchos chicos jugando y los grandes cruzan la calle, los nenes corriendo se cruzaron y el conductor de una RAV dobló en contramano, por lo que nos dicen a alta velocidad y chocó a mi nene”.

“Veo el tumulto de gente, salgo de la iglesia y me dicen que habían atropellado a Josías, concluyo que circulaba a alta velocidad porque quedó a 5 metros de la camioneta; después que hablamos con Josías, me dirigí a hablar con el conductor porque los vecinos lo querían matar porque estaba mal, la alcoholemia le dio 1,8, nosotros buscamos protegerlo”, dijo el hombre.

“Hablamos con él, me preguntó por el nene, no estaba bien, yo sentí olor a alcohol pero no sé, la alcoholemia le dio 1,8”, dijo, agregando, “me dijeron que se quiso escapar pero yo no puedo darte la certeza que fue así, pero se quedó ahí luego parado y todos se tranquilizaron cuando me vieron a mi tranquilo, nos ofreció lo que necesitáramos para agilizar trámites, pero el trámite ya está en el juzgado y vamos a hacer la denuncia, todo bien dentro de lo que se puede decir de una situación así”, finalizó José Falbo.

Los padres del pequeño atropellado brindaron tranquilidad sobre su estado en el nosocomio local.
Los padres del pequeño atropellado brindaron tranquilidad sobre su estado en el nosocomio local.