Comercialización de trufas

COMPARTIR

Se realizarán en Esquel las “Primeras Jornadas de Truficultura en Patagonia” donde se abordarán temas específicos de producción y comercialización del denominado “diamante negro”.

Las trufas negras representan un mercado millonario. Un kilo de este hongo cuesta 2000 dólares o más.

ESQUEL.- Del 19 al 20 de septiembre próximos se llevarán a cabo en esta ciudad las “Primeras Jornadas de Truficultura en Patagonia” organizadas por el Centro de Investigación y Extensión Forestal Andino Patagónico (CIEFAP).
El evento apunta a reunir productores actuales que busquen diversificar su producción, a productores innovadores que busquen un producto novedoso para desarrollar en la región, a gastronómicos que busquen nuevas experiencias gourmet a través de la creación de platos que posean éste “diamante negro” como sello distintivo.
En este sentido, se pretende reunir a prestadores de servicios e insumos ligados a la actividad y al sector técnico, a fin de abordar temas específicos de producción. Durante las jornadas se prevé una charla referida a la comercialización de éste exclusivo producto y, a su vez, se realizará una mesa de productores truferos quienes contarán sus experiencias particulares y se buscará la conformación de una agenda de temas prioritarios que requieran trabajo e interacción entre los diferentes sectores.
La trufa es un hongo comestible del género tuber que nace bajo tierra y crece asociado a las raíces de diferentes árboles hospederos. Si bien algunas se ven a simple vista, la mayoría deben ser encontradas por un perro adiestrado que detecta su fuerte aroma a través de la tierra.
A las trufas negras, las llaman los “Diamantes Negros” porque representan un mercado millonario, exclusivo y muy preciado a nivel mundial. Un kilo de este hongo comestible puede valer unos 2000 dólares o más. Hay demanda en el país y en el exterior, en Europa y Brasil. Además, hay un gran mercado en Dubai y en todos los países árabes.
Muchos chefs las consideran un manjar por su sabor y sobre todo por el aroma. Crudas o cocidas, las utilizan en recetas de lo más variadas: salsas para acompañar carnes y pastas, helado, y hasta embutidos.
La realización de las “Primeras Jornadas de Truficultura en Patagonia” son co-organizadas junto a la empresa “Trufas del Nuevo Mundo”, empresa que posee vasta trayectoria en manejo, producción y comercialización del producto trufa, y junto al emprendedor Agustín Lagos del establecimiento “El Trufero”.