Una explosión, seguida de incendio, dejó como saldo a una mujer y a una beba muy graves

COMPARTIR

Cuatro viviendas se quemaron en la mañana de ayer en la calle Keninek al 400 de la Margen Sur. Una mujer sufrió quemaduras en el 70 por ciento de su cuerpo al rescatar a sus hijos del interior de la vivienda. Su pequeña beba de 11 meses aspiró mucho humo y están ambas en gravísimo estado de salud.

RIO GRANDE.- Aparentemente el mal funcionamiento de un calefactor, hizo que se registrara una explosión en una vivienda ubicada en la calle Keninek 428 en la casa que da a la calle.
La vivienda lindante y otras dos más que están ubicadas en la parte posterior también ardieron fuera de control debido a las fuerte ráfagas de viento que habían al momento de producirse este impresionante incendio.
Alrededor de las 09.30, ya los Bomberos Voluntarios, de la policía, e integrantes de Defensa Civil Municipal trabajaban intentando rescatar a los integrantes de estas familias al igual que cortaban cables del servicio de energía eléctrica y el servicio del gas para evitar un mal mayor.
Fue convocada de inmediato a una ambulancia del hospital y luego fue necesaria una segunda unidad.

Heridos muy graves
Los heridos fueron identificados como Sol Xiomara Giménez de 9 años, y Darío Sebastián Giménez de 7 quedaron internados en observaciones, sólo por prevención, mientras que la bebé Luisana Levil de 11 meses de vida, fue internada en terapia intensiva porque aspiró mucho humo y su estado es crítico, mientras que la mamá de estos chicos, Carina Soto Cerda de 27 años está en estado muy crítico porque sufrió quemaduras en el 70 por ciento de su cuerpo.
Ante la situación que presentaba la mujer herida, los médicos aconsejaron que sea evacuada en el avión sanitario, lo cual se cumplió en horas del mediodía.
El incendio afectó a cuatro viviendas. Aparentemente un calefactor funcionaba mal y ocasionó el hecho.
El incendio afectó a cuatro viviendas. Aparentemente un calefactor funcionaba mal y ocasionó el hecho.