Un grupo de beneficiarios de los planes PEL exige su ingreso a planta permanente del Gobierno

COMPARTIR

Un grupo de veinte personas, beneficiarias del Programa de Entrenamiento Laboral (PEL), se hicieron presentes ayer en Casa de Gobierno, con el objetivo de reclamar por sus ingresos a la planta permanente del Estado. Permanecieron sentados en el primer piso donde se encuentra la guarida policial, y por la tarde se fueron.

USHUAIA.- Alrededor de veinte beneficiarios de los planes PEL (Programa de Entrenamiento Laboral), se hicieron presentes ayer en Casa de Gobierno, y permanecieron hasta la tarde en el primer piso donde se ubica la guardia policial que da entrada luego a la privada de la gobernación.
Los trabajadores se acercaron al edificio gubernamental, con el propósito de reclamar a las autoridades provinciales la incorporación a la planta permanente de la Administración Pública, tal lo habían solicitado en diciembre cuando se desató el conflicto con su continuidad laboral.
No obstante, en el contexto actual que atraviesa la Provincia y teniendo en cuenta las políticas aplicadas por la actual gestión de Gobierno, el pedido de los beneficiarios del PEL se torna dificultoso, ya que la gestión de Rosana Bertone, decidió dar de baja a más de 400 trabajadores que no contaban con la estabilidad laboral dentro del Estado.
Cabe mencionar que los beneficios del Programa de Entrenamiento Laboral desempeñan trabajos en distintas dependencias del Gobierno, y en muchos casos llevan a cabo las mismas tareas que un agente de planta permanente.
Pero la diferencia es que estas personas sólo perciben $2000 en concepto de salario, por son utilizados por el Estado para ocupar espacios que la planta permanente no quiere ocupar, como trabajos de limpieza o cocina.
Uno de los motivos del alejamiento de Daniel Rivarola de la cartera laboral, fue la situación de los beneficiarios de los planes PEL, ya eran trabajadores en “negro” dentro del propio Estado.
De hecho, una de las primeras medidas del exministro de Trabajo fue poner a revisión el Programa de Entrenamiento Laboral, durante un plazo de 60 días, en el cual se busca reorganizar al personal de las distintas áreas, con el fin de determinar con exactitud las vacantes que sean verdaderamente necesarias.
Una de las posibilidades que se analizó desde el área fue “trabajar en la conformación de convenios con el sector privado para poder darle verdadero sentido a los PEL e insertar a trabajadores desempleados en el mercado laboral”, había mencionado Daniel Rivarola en diciembre pasado.

Los beneficiarios de planes permanecieron por algunas horas en Casa de Gobierno.
Los beneficiarios de planes permanecieron por algunas horas en Casa de Gobierno.