Seguimiento a la situación de Brasil

COMPARTIR

BUENOS AIRES (NA) – El ministro de Economía, Axel Kicillof, aseguró ayer que el Gobierno observa “con cuidado y prudencia cuál es la evolución” de la moneda brasileña, que tocó su mínimo valor en los últimos doce años. El ministro también afirmó que “observa con cuidado” el proceso de la devaluación del euro, del rublo (la moneda rusa) “y la desaceleración del crecimiento de la economía china”.

“Cuando al mundo le va mal tenemos que confiar en lo nuestro, en nuestra demanda agregada interna, porque el objetivo es defender el ingreso de los trabajadores y la rentabilidad de las empresas argentinas” y enfatizó que la economía del Brasil “transita una etapa de algunos cambios” que pueden afectar al mercado externo argentino.

En declaraciones a la prensa, el jefe del Palacio de Hacienda destacó que la Argentina “está viendo una recuperación industrial, productiva, de consumo e inversiones, que es el resultado de políticas económicas activas que se traducen en los programas de fomento al consumo, de inclusión jubilatoria, de integración de los sectores de menores recursos que fueron siempre vilipendiados por la oposición”.