¿Sabías que 2021 es el Año Internacional de las Frutas y Verduras?

COMPARTIR


Este año será dedicado a crear conciencia sobre la importancia en la nutrición humana, la seguridad alimentaria y la salud.
La FAO y la OMS recomiendan que cada adulto consuma al menos 400 gramos de frutas y verduras al día para prevenir enfermedades crónicas, como el cáncer, la diabetes, las cardiopatías y la obesidad, así como para contrarrestar las deficiencias
de micronutrientes y garantizar una dieta saludable.
¿Cuál es tu fruta y verdura favorita?


Definición de frutas y verduras
Se considera que las frutas y verduras son las partes comestibles de las plantas (por ejemplo, estructuras seminíferas, flores, yemas, hojas, tallos, brotes y raíces), tanto cultivadas como silvestres, en estado crudo o con un procesamiento mínimo.
Quedan excluidos de esta definición:
Raíces feculentas y tubérculos como la yuca, la patata, la batata y el ñame (aunque las hojas de estas plantas se consumen como verduras).
Leguminosas de grano seco (legumbres), salvo que se recolecten sin estar maduras.
Cereales, incluido el maíz, salvo que se recolecten sin estar maduros.
Nueces, semillas y semillas oleaginosas, como el coco, la nuez de nogal y la semilla de girasol.
Plantas medicinales y especias, a menos que se utilicen como verdura.
Estimulantes, como el té, el cacao o el café.
Productos procesados y ultraprocesados elaborados a partir de frutas y verduras, como bebidas alcohólicas (por ejemplo, vino o bebidas espirituosas), sustitutos de la carne a base de plantas o productos de fruta y verdura con ingredientes añadidos (por ejemplo, zumos de fruta envasados o kétchup).
Las frutas y verduras mínimamente procesadas son aquellas que se han sometido a algún proceso que no altera su condición de fresco, como lavado, clasificación, recortado, pelado, cortado o troceado.
Los alimentos mínimamente procesados conservan la mayor parte de sus
propiedades físicas, químicas, sensoriales y nutricionales intrínsecas, y muchos de ellos son tan nutritivos como los alimentos sin procesar. Algunos ejemplos son la fruta cortada, la fruta embolsada, las ensaladas de verduras y las frutas y verduras desecadas y congeladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *