Origen del Rock and Roll

COMPARTIR

El rock and roll como género musical apareció mucho antes que la década de 1950.

Verdadera expresión cultural alimentada de numerosas vertientes, de las que puede destacarse sin lugar a dudas la influencia de la música negra, el blues, el jazz, el ragtime, el gospel, el rock supo hacerse un lugar destacado en la escena musical global y entremezclarse a su vez con diversos géneros de todas partes del mundo.

Artistas de todos los continentes lo adoptaron como propio, reconociéndose en él como expresión contracultural y de despegue de los valores tradicionales propios de la posguerra.

Origenes

El origen del término “rock and roll”, que puede traducirse como “mecer y rodar”, se remonta al año 1951. No eran palabras nuevas, los afroamericanos las utilizaban como parte de la jerga para hablar de relaciones sexuales. En el mes de julio de ese año, un joven llamado Alan Freed de 29 años de edad acababa de mudarse a Cleveland.



Era un dj que había trabajado en la estación de radio WAKR de Akron en el estado de Ohio, pasando discos de jazz y música pop. Ya se había convertido en una personalidad conocida en los medios radiales de Estados Unidos, y el empresario discográfico Leo Mintz no dudó en contratarlo para dirigir un show radial pasando discos de una música nueva, mezcla del blues del delta del Mississipi, el hillbilly, el góspel y el jazz. Estos géneros eran muy populares entre los jóvenes de la época, y Mintz había notado que cada vez que los chicos y las chicas pasaban por el frente de su tienda de discos, bailaban espontáneamente al escuchar el nuevo ritmo.

Muchas estaciones de radio rechazaron la solicitud del empresario, reticentes de verse identificados con tanta música afroamericana. Eso no detuvo el ímpetu de Mintz y Freed, quienes finalmente lograron hacerse de un espacio en la estación WJW de Cleveland. El programa se llamaba “The Moondog Rock & Roll House Party”, y favorecidos por el horario que les tocó, los sábados entre las 23:15 y las 02:00 de la madrugada, eran muy escuchados por jóvenes blancos y negros. Se convirtieron en un gran suceso mediático a lo largo de la Costa Este. Se hicieron tan populares, que las bandas de rock and roll acudían a ellos para hacer escuchar su música.

El primer concierto de rock and roll

El 21 de marzo de 1952, el Cleveland Arena fue escenario del que puede denominarse el primer concierto de rock and roll en vivo de la historia. Alan Freed lo organizó junto a sus promotores, Leo Mintz y Lew Platt, promotor de conciertos local.

El “Moondog Coronation Ball” contaría con las actuaciones de Paul Williams y los Hucklebuckers, Tiny Grimes y los Rocking Highlanders, los Dominoes, Varetta Dillard y Danny Cobb. Los jóvenes estaban muy emocionados con la idea de ver en persona a Freed, a quien consideraban algo así como un “tío buena onda de los que nadie tiene”. El estilo del dj, quien hablaba al micrófono tocando un cencerro y presentando y comentando los discos, era revolucionario.

Lamentablemente, el show fue una hecatombe, quizá anticipando esa reputación de reviente de los conciertos de rock. El Cleveland Arena tenía una capacidad máxima de 10 mil personas, y los días anteriores se había generado tal expectativa que se imprimieron 20 mil entradas, entre las que había muchas boletas falsificadas. El show comenzaría a las 22 hs, y media hora antes había 6 mil personas afuera enojadas por no haber podido conseguir entradas.

Tomaron el estadio por asalto, rompiendo los paneles de vidrio de la puerta y pasando por encima de la policía para entrar. La acústica del lugar era muy mala, y el show de las dos primeras bandas programadas apenas podía escucharse. Incluso hubo peleas a puño limpio entre la multitud. La policía y los bomberos debieron suspender el concierto apenas una media hora después de comenzado. Al día siguiente, Alan Freed se disculpó públicamente en la radio por los incidentes, hablando del evento como un “baile”.

En 1986, la radio de rock WMMS de Cleveland inició una campaña para construir el Salón de la Fama del Rock and Roll en esa ciudad, como homenaje al legado de Alan Freed. El semillero original del rock había sido plantado a comienzos de la década de 1950 y no tardaría en crecer con fuerza en los años subsiguientes.

Alejandro Javier Machado

Periodista riograndense


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *