Operarios se retiraron de las fábricas

COMPARTIR

Empleados de varias fábricas solicitaron en asamblea adherirse al aislamiento que el Gobierno provincial había dispuesto, hasta ese momento, solo para el ámbito estatal. El gremio metalúrgico solicitó a AFARTE que analice la medida, pero no brindaron respuestas. Más tarde se conoció que la cuarentena se extendió a la actividad industrial.

La medida contó con el aval de la conducción de la UOM que solicitó a las empresas no se realicen descuentos.

RIO GRANDE.- La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) decidió ayer al mediodía el retiro compulsivo de todos los trabajadores de las principales plantas fabriles de la ciudad atento al desconcierto que existía entre los empleados fabriles y las demandas de iniciar un pronto aislamiento tal como se dispuso para el ámbito privado.
Previo a la decisión que finalmente dispuso el gobernador Gustavo Melella para todos los ámbitos laborales, los empleados de varias fábricas de la ciudad realizaron asambleas y reclamaron a la entidad sindical que avale la decisión de no acudir a sus puestos laborales hasta el último día hábil del presente mes.
Ante esa situación, la UOM solicitó a la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE) que disponga el aislamiento de sus trabajadores, pero desde el organismo que nuclea a las fábricas de la provincia no dieron visto bueno a la decisión.
Ante ello, el sindicato determinó desalojar las líneas de trabajo, salvo en Mirgor y FAPESA donde la actividad continuó con normalidad. Ya por la tarde, en Ushuaia, los trabajadores de Newsan se retiraron de sus puestos ni bien se anunció la ampliación del aislamiento a todos los sectores productivos de la provincia.