Nueva forma de energía que imita a las plantas

Compartí en tus redes!

La energía eólica y la energía solar, son las dos formas principales de energía limpia disponibles. Añadir una tercera, la fotosíntesis sintética, cambiaría drásticamente el panorama de las energías renovables.

La capacidad de almacenar la energía fácilmente, sin requerir de enormes baterías, mejoraría drásticamente la capacidad de los humanos para impulsar la sociedad de manera limpia y eficiente. Sin embargo, las turbinas eólicas y fotovoltaicas tienen desventajas respecto a efectos ambientales y factores de complicación.

El proceso más cercano a la fotosíntesis artificial del que disponemos hoy en día es la tecnología fotovoltaica, donde una célula solar convierte la energía del Sol en electricidad. Ese proceso es famoso por su ineficacia, ya que solo puede capturar alrededor del 20% de la energía del Sol. Con la fotosíntesis esto es mucho más eficiente, pudiendo almacenar el 60% de la energía solar. La fotosíntesis artificial no tiene muchas limitaciones físicas y podría lograrse hasta un almacenamiento del 80% de la energía del Sol. Esta forma de energía limpia y eficiente ayuda mucho al ahorro de energía.

En unos 10 o 15 años esta tecnología habrá avanzado lo suficiente como para que los sistemas comerciales de fotosíntesis comiencen a funcionar. Esta investigación está financiada por la Fundación Nacional de Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *