“No puedo aceptar que se tomen medidas en contra del obrero cuando toda mi vida los defendí”

COMPARTIR

Así lo consideró el exministro de Trabajo, Daniel Rivarola, a un día de su renuncia al gabinete de Rosana Bertone. “Mi entidad gremial siempre ha agotado todas las instancias para darle la solución al obrero no al patrón y en este caso estaba siendo patrón. A veces las decisiones políticamente correctas no son correctamente gremiales”, dijo respecto de los talleristas, los Pel y los contratados del Estado.

USHUAIA.- En declaraciones a FM Masters, Daniel Rivarola, quien el martes presentó su renuncia a su cargo de Ministro de Trabajo, reflexionó la situación que atravesaron los beneficiarios del plan PEL, y los talleristas, manifestando que “si yo encuentro un empleado en negro en un negocio, agotaría las instancias para que el empleador lo blanquee y lo tome como propio, no que lo eche”.
Sin embargo, acentuó que a veces “las decisiones políticamente correctas, no son las correctamente gremiales”, en alusión al rol que desempeñó dentro del gabinete de Rosana Bertone, a donde ofició de “patrón”, cuando toda su vida estuvo del lado del trabajador como secretario General del Centro de Empleados de Comercio.
“Mi entidad gremial siempre ha agotado todas las instancias para darle la solución al obrero y no al patrón”, sostuvo, por lo que “no puedo aceptar que se tomen medidas en contra del obrero cuando toda mi vida los defendí”, aseguró Rivarola, dando cuenta de los motivos de su alejamiento.
Consultado respecto al primer escollo que tuvo que afrontar en el cargo, con el reclamo de los beneficiarios de los planes PEL, opinó que el Gobierno “no se le dio el tratamiento con la misma altura dentro del gabinete”.
Rivarola expresó que se trazó como objetivo, darles una solución definitiva a los trabajadores de ese sector, aunque las veces que se sentó a hablar del tema con los integrantes del Gobierno “la posición política era que no había vacantes para incorporar a los PEL pero tampoco se les daba una respuesta”.
El dirigente informó que se había elaborado un nuevo programa de entrenamiento laboral, que tenía por finalidad reubicar a aquellos trabajadores que quieran capacitarse, dado que el programa “intenta dar una herramienta para conseguir trabajo y no para la explotación”.
En otro orden, se refirió a los talleristas de la Secretaría de Cultura que fueron cesanteados, consideró que “no fue la mejor manera” la que utilizó el Gobierno de evaluar la situación de cada uno, previo despido, ya que “uno tiene que darles la posibilidad”.

“Mi entidad gremial siempre ha agotado todas las instancias para darle la solución al obrero y no al patrón”, sostuvo Rivarola.
“Mi entidad gremial siempre ha agotado todas las instancias para darle la solución al obrero y no al patrón”, sostuvo Rivarola.