Juan Zorjan: El fotógrafo del pueblo

Compartí en tus redes!

Un merecido homenaje le rinde por estos días la familia a Juan Zorjan. Con apoyo del Municipio de Río Grande se realiza una muestra del trabajo de quien fue el primer fotógrafo que tuvo la población. El periodista José Guerrero expresó sentidas palabras en alusión al evento.

RÍO GRANDE.- Ayer se inauguró en esta ciudad la muestra fotográfica en homenaje a Juan Zorjan, un reconocido fotógrafo que falleció el 14 de diciembre de 2011 y que se popularizó por su excelente labor efectuada durante varias décadas en el suelo fueguino.

La exposición fotográfica se mantendrá habilitada durante lo que queda del mes de octubre.

Mediante un acto protocolar la inauguración se realizó en el Museo Municipal “Virginia Choquintel” y contó con la presencia principal de toda la familia, amigos y vecinos en general.

María, la esposa del fallecido Zorjan, sus cuatro hijos, Luisa, María, Lorena y Juan, realizaron la inauguración de la exposición mediante un corte de cintas. Posteriormente los amigos y el público en general apreciaron cada fotografía captada por el reconocido Zorjan; además se mostraron algunos elementos, entre ellos una antigua máquina de revelar fotos.

Cabe indicar que esta exposición estará habilitada durante lo que queda del mes de octubre.

Palabras de homenaje

El periodista y fotógrafo de El Sureño, José Guerrero, quien compartió momentos con toda la familia de Juan Zorjan, fue el encargado del discurso central. Entre sus expresiones recordó: “Era de Yugoeslavia, un marinero, que estuvo en la Segunda Guerra Mundial. En el año 1947 llegó a Buenos Aires, viajó hasta Ushuaia y luego se dirigió a nuestra Río Grande. Le gustó el lugar, todo… y así comenzó su vida en el suelo fueguino”.

Los nietos de Juan Zorjan estuvieron presentes en la ceremonia de inauguración de la muestra.

“Estuvo en la Marina en Río Grande, como electricista y años después comenzó a trabajar en algo que a él le gustaba: la fotografía. Trabajó ad honorem para la Policía, entonces territorial. Registró varios acontecimientos con sus cámaras. A él le gustaba mucho la LEICA. Algunos fotógrafos saben lo poderosas que son estas máquinas de fotos”.

José Guerrero finalizó expresando: “Don Zorjan, era muy conocido como el gran fotógrafo. Pero hubo algo que sin dudas mejoró en ese entonces su vida: su esposa María. Y ella le dijo a Don Juan, tengamos hijos. Y así lo hicieron, tuvieron cuatro hijos. Y que hoy nos acompañan todos y hasta los nietos. Don Zorjan se fue feliz, a pesar de que había perdido cosas materiales de valor, pero su familia siempre estuvo con él”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *