Investigarán a las personas que depositaron dinero

COMPARTIR

BUENOS AIRES (Especial de NA por Sergio Farella).- La misteriosa cuenta que se le atribuye al fallecido fiscal Alberto Nisman en los Estados Unidos y por la cual su familia fue citada a declaración indagatoria por presunto lavado de dinero es una Caja de Pandora que contiene millonarias sumas de dinero depositadas por un grupo de personas que ahora serán investigadas por la Justicia.

Ante el revuelo político que provocó un reciente informe del Gobierno estadounidense, algunos de los depositantes comenzaron a presentarse ante la Justicia argentina para ponerse a disposición.

La Unidad Antilavado de los Estados Unidos en coordinación con la Unidad de Información Financiera (UIF) de la Argentina remitió hace pocos días un informe reservado con el detalle de los

depósitos hechos por un total de 666.690 dólares entre el 13 de septiembre de 2012 y el 19 de agosto de 2014.

Aportante de 150 mil dólares, el financista Damián Stefanini, que figura en la lista de depositantes, está desaparecido desde octubre del año pasado, por lo cual hay una investigación en curso en manos del fiscal federal de San Isidro Fernando Domínguez.

Esta semana y a raíz de que trascendió en la prensa detalles del informe remitido desde los Estados Unidos, algunas de esas personas se presentaron por medio de abogados en el tercer piso de los Tribunales de Comodoro Py ante el juzgado que comanda el magistrado Rodolfo Canicoba Corral.

Uno de esos depósitos fue hecho el 22 de agosto de 2014 por la agencia de viajes Vivaterra S.A. por 50 mil dólares.

Esta semana el abogado Matías Ledesma, en representación de la empresa, hizo una muy breve presentación en la que deslizó una llamativa explicación.

Según informaron fuentes judiciales, el letrado indicó en el escrito que la firma tenía una deuda con alguien de nombre Marcelo Salum, y que por indicación de éste el depósito fue hecho finalmente en el banco Merrill Lynch de Nueva York, en los Estados Unidos.

También se presentó en el juzgado un abogado en representación de Guillermo Salemi, depositante que figura en el registro con una suma de 50 mil dólares en la cuenta atribuida al extitular de la Unidad Especial AMIA.

Si bien no hizo una presentación formal, anticipó que en los próximos días explicará por qué su cliente depositó fondos en el Merrill Lynch.

Luego de avanzar en la causa sobre la madre y hermana del fallecido fiscal, Sara Garfunkel y Sandra Nisman, respectivamente, el empleado informático Diego Lagomarsino, y el empresario Claudio Picón, Canicoba Corral profundizará la pista de estas personas que aparecen haciendo depósitos, según anticipó una fuente judicial a NA.

No obstante, el magistrado ya libró exhortos a los Estados Unidos en los que interrogó sobre más detalles de la cuenta bancaria, pero hasta ahora sólo hubo respuesta de la Unidad Antilavado del país del norte, pero no de las autoridades del banco neoyorkino.

El fallecido fiscal Alberto Nisman.
El fallecido fiscal Alberto Nisman.