Inician estudios de factibilidad para conectar por primera vez a la Antártida

Compartí en tus redes!

Un proyecto privado iniciará los estudios de factibilidad para un tendido de fibra óptica submarina que uniría Tierra del Fuego con la Antártida, el único continente que aún no cuenta con este tipo de conexión. La iniciativa fue anunciada por Silica Networks, compañía de Grupo Datco que provee infraestructura, mantenimiento y servicios de conectividad y transporte sobre fibra óptica.

USHUAIA.- En esta etapa de análisis de factibilidad del proyecto, las tres filiales de la empresa, tanto de Chile, Argentina y Brasil aportarán un fondo de más de US$2.000.000. El resultado de este estudio buscará factibilizar técnicamente un tendido de más de 1.000 kilómetros de fibra óptica para conectar el continente antártico con el resto del mundo.

El proyecto contempla una etapa preliminar que uniría Ushuaia con Puerto Williams, cruzando el canal Beagle, robusteciendo los tendidos de fibra que tanto Chile como Argentina han desplegado en la región. Incluso a través de Chile y el futuro cable transoceánico a Australia, se podrían enviar datos desde Ushuaia a Oceanía.

Se proyecta que este tendido esté bajo el modelo compartición libre y abierta de la infraestructura de telecomunicaciones que permita el transporte de grandes volúmenes de información científica desde y hacia la Antártida.

Al tener la disponibilidad de un servicio de conectividad de alta capacidad en el continente blanco, se potenciará las actividades relacionadas con el Tratado Antártico Internacional, aportando en proyectos de estudios científicos asociados al cambio climático y protección del medioambiente, entre otros, que se llevan a cabo por diferentes países presentes en la Antártida.

Estas iniciativas confluyen y se potencian a partir de la fibra óptica y la posibilidad de tener conectividad de alta capacidad con los centros principales de investigación científica de Latinoamérica, y de ahí a todo el mundo a través de los cables submarinos del Pacífico y el Atlántico.

Una vez se cuente con los resultados del estudio, la siguiente etapa buscará conectar la península de la Isla Grande de Tierra del Fuego, a través del estrecho de Drake, con la isla Rey Jorge, para conectar desde allí a la Antártica continental. Como parte de esa etapa del proyecto, se propone establecer en la isla un Hub de Conectividad que impulsará el desarrollo de la investigación científica que llevan adelante nueve países a través de bases instaladas en forma permanente. Actualmente Chile, Argentina, Brasil, China, Corea del Sur, Perú, Polonia, Rusia y Uruguay tienen bases en la isla Rey Jorge.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *