Emergencia en provisión de insumos alimentarios

COMPARTIR

El Gobierno aprobó la creación de un fondo de 77 millones de pesos a fin de garantizar la provisión de alimentos para los establecimientos escolares, merenderos y comedores comunitarios. Lo hizo mientras convoca a licitación pública. Desde el año 2007 las compras de insumos se realizan por contratación directa.

USHUAIA.- Mediante decreto 200/21 de fecha 27 de enero publicado en el Boletín Oficial de ayer, el gobernador Gustavo Melella declaró la emergencia de provisión de insumos alimentarios, de limpieza y demás gastos inherentes al servicio de comedores escolares e instituciones del Ministerio de Desarrollo Humano, comedores y merenderos comunitarios y de la Escuela de Policía y la provisión de insumos alimentarios que conforma los módulos alimentarios que entrega el Ministerio de Desarrollo Humano.

La emergencia incluye además la provisión de todo tipo de servicio de alimentos que sea requerido en el ámbito de la administración pública provincial a partir del 1 de enero de 2021 y hasta tanto la consecuencia de la adjudicación provisión de insumos alimentarios resulte satisfecha como en el proceso licitatorio respectivo.

Además, en el artículo segundo, el Gobierno autorizó la apertura de un fondo permanente denominado “Fondo Permanente de insumos alimentarios-MPF” para el ejercicio económico y financiero 2021 destinado a atender los gastos de la provisión de insumos alimentarios, de limpieza, equipamiento y utensilios de cocina, y demás gastos inherentes al servicio de comedores escolares y comunitarios, merenderos y de la Escuela de Policía, además de la provisión de insumos alimentarios para los módulos alimentarios que se entregan habitualmente a través del Ministerio de Desarrollo Humano.

El monto determinado para la apertura de ese fondo es de 77 millones de pesos, siendo el Ministerio de Finanzas Públicas el facultado para aprobar procedimientos y adjudicaciones de todas aquellas contrataciones que se realicen en el marco de este fondo.

Mientras tanto, el Ministro de Finanzas, a través de la oficina de contrataciones, deberá iniciar a la brevedad la correspondiente licitación pública para la provisión de estos insumos con el fin de centralizar la contratación y provisión de los insumos, haciéndola más eficiente.

Una vez más

En la norma, las autoridades hacen referencia al decreto 3619/07 que por primera vez declaró la emergencia en la provisión de insumos alimentarios, de limpieza y demás gastos inherentes al servicio de comedores escolares, copa de leche y limpieza de las escuelas y que, “desde el dictado de dicho acto administrativo al presente no se ha logrado obtener resultados exitosos en procesos licitatorios destinados a tales fines”.

De esta manera, se viene declarando la emergencia desde el año 2011 al 2018 con la finalidad de adquirir los insumos sin llamar a licitación pública.

Además se recordó que durante el ejercicio 2019 se dictó el decreto provincial 256/19 a través del cual se prorrogó la emergencia con relación a la provisión de insumos a partir del 1° de enero de 2019 y por el término de un año. Durante dicho ejercicio “se tramitó la licitación pública 32/2019 la cual fue dejada sin efecto por razones de oportunidad, mérito y conveniencia”.

Para poder garantizar la provisión de los insumos en 2020 se autorizó la apertura del fondo permanente Dirección General de Insumos Alimentarios por 55 millones de pesos que luego fue ampliado por 41 millones, quedando constituido finalmente por 96 millones.

El decreto señala que “durante el Ejercicio 2020, en atención a la especial situación de excepcionalidad vinculada al contexto sanitario provocado por el Covid-19, la declaración de la pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la consecuente emergencia sanitaria declarada a nivel nacional y provincial, no resultó viable la tramitación de la correspondiente licitación pública para cubrir la adquisición de los insumos que en este marco se requieren”.

Ayer, las autoridades provinciales informaron que hay 17.300 beneficiarios de planes sociales y bolsones de alimentos, un número que ha ido creciendo exponencialmente con la crisis económica desatada en los últimos años, pero sobre todo con la pandemia, que exigió mayor presencia del Estado en los hogares más vulnerables. A ello hay que sumarle los bolsones destinados a alumnos de escuelas de la provincia que reciben insumos porque no pueden acceder a los comedores escolares.

En septiembre del año pasado, el Gobierno provincial informó que llevaba gastados 577 millones de pesos para la provisión de 306 mil módulos alimentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *