Dell Acqua volvió a cruzarse con el gremio de pilotos por los mensajes en los vuelos

COMPARTIR

BUENOS AIRES (NA).- En medio del conflicto por la lectura de reclamos sindicales en medio de los vuelos, el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mario Dell Acqua, reclamó ayer a APLA que los pilotos estén “enfocados en la seguridad de los pasajeros” y remarcó que el gremio “incumple la conciliación obligatoria”.

Por su parte, el secretario general de APLA, Pablo Biró, defendió la lectura de los reclamos a los pasajeros en pleno vuelo: “Este tipo de protestas responde a un pedido del Gobierno de buscar formas alternativas de reclamo, en lugar de hacer paro leemos un comunicado”, indicó.

“El piloto debe estar enfocado en la seguridad del vuelo y de los pasajeros; no se puede distraer al piloto con este tipo de cuestiones. Pedimos al sindicato que deje de hacer estas cosas, que están mal, que no son consecuentes con la política de seguridad de nuestra empresa y con el entrenamiento excelente que tiene Aerolíneas”, sostuvo Dell Acqua en declaraciones a Radio La Red.

La polémica se inició esta semana luego de que se conociera la utilización del sistema de audio de las aeronaves para la emisión de un mensaje por parte de APLA en rechazo al ingreso de las empresas “low cost” en el país, que fue calificado como “completamente inapropiado” por la conducción de la línea de bandera.

El funcionario insistió en que la lectura de ese mensaje “incumple la conciliación obligatoria” dictada por Trabajo, y agregó: “Le estamos pidiendo al sindicato que deje de mandar a hacer esas cosas a los pilotos, que saben que no lo tienen que hacer”.

Sobre los reclamos de los sindicatos contra la compañía privada low cost Flybondi, el presidente de la empresa estatal señaló: “Hay dos visiones del mercado aerocomercial, una es con una aerolínea de bandera financiada por los argentinos y no dejar que nadie más opere, que es la de los gremios, y hay otra, que es la del ministro (de Transporte, Guillermo) Dietrich, que es que los argentinos vuelen más y más barato y que puedan elegir”.

En tanto, Biró planteó: “Nos dicen que busquemos métodos alternativos de protesta pero lo que no les gusta es el contenido y no nos va a dejar otra alternativa que paralizar los vuelos”.

El gremialista remarcó además que “fue un milagro que el vuelo de Flybondi no terminara en un desastre”, en alusión al episodio del pasado lunes cuando un avión de esa empresa privada low-cost debió suspender un vuelo desde Puerto Iguazú a Córdoba, luego de que la cola de la nave impactara contra la pista durante las maniobras de despegue.