CTERA anunció paro docente en todo el país lunes y martes próximos, y marcha al Congreso

COMPARTIR
La CTERA anuncio un paro de 48 horas, en todo el país.

“Este conflicto con la paritaria nacional docente se destrabaría. Hay varias provincias en conflicto por estos techos salariales. Con solo actualizar por inflación las partidas del Fondo Compensador resolvería una parte del conflicto”, evalúo la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso.

BUENOS AIRES (NA).- El sindicato mayoritario de docentes nacionales CTERA anunció un paro en todo el país para lunes y martes próximos, en línea con los bonaerenses y los porteños, y una marcha al Congreso de la Nación este 5 de marzo, con lo cual no arrancarán las clases como estaba previsto en la mayoría de las provincias.

La CTERA justificó la medida de fuerza al reclamar la “apertura de la paritaria docente nacional”, que el Gobierno eliminó semanas atrás por decreto, y manifestó su rechazo a la “pauta salarial del 15%”, indicó la secretaria general de ese sindicato, Sonia Alesso.

“Estamos exigiendo la apertura de la paritaria nacional docente. Lejos de resolver los conflictos en las provincia, hubo fuerte presión sobre los gobiernos provinciales para una pauta del 15% en cuotas. En algunas provincias están ofreciendo menos del 12%”, remarcó Alesso tras el plenario de CTERA en el que se definió la medida.

El lunes, los docentes de CTERA también realizarán una marcha al parlamento nacional: “Hemos definido un plan de lucha nacional que tiene un paro de 48 horas, lunes y martes, y una marcha el 5 de marzo concentrando en el Congreso de la Nación”, precisó la dirigente.

Luego de que Suteba y UTE, que integran CTERA, anunciaran paros de 48 horas para el lunes y martes en la provincia y la Ciudad de Buenos Aires, se esperaba que el sindicato a nivel nacional extendiera la medida de fuerza a todo el país y así lo confirmó en el plenario que realizó en su sede del barrio porteño.

“Los congresales de CTERA discutimos y planteamos el plan de lucha. No puede ser que muchos maestros argentinos hoy sean pobres”, planteó Alesso.

A su vez, repudió el decreto que eliminó la paritaria nacional docente y consideró que “viola la libertad sindical y la ley de asociaciones sindicales”, además de “desfinanciar la educación al no cumplir con la Ley de Financiamiento”.

Por otro lado, sostuvo: “No vamos a tolerar el lenguaje bélico del Gobierno nacional y de la gobernadora Vidal. El Gobierno debería cuidar el lenguaje que usa con los maestros”.

Y rechazó la iniciativa de la Casa Rosada de hacer un ranking con el desempeño de las escuelas: “Le digo al presidente que hacer un ranking en los países serios es rechazado, ha fracasado, las escuelas no somos kioscos, si quiere escuelas de Finlandia queremos infraestructura y sueldos de Finlandia”, respondió Alesso.

En la jornada previa, en su discurso en la Asamblea Legislativa, el presidente Mauricio Macri había enviado un mensaje a los gremios docentes: “No podemos hacer política con la educación de nuestros hijos. No podemos acordarnos de la educación solo en el momento de las paritarias”, señaló.

De esta forma, las clases no se iniciarán en la provincia de Buenos Aires hasta el miércoles 7, mientras que en territorio porteño también habrá huelga en los mismos días, pero el ciclo lectivo sí llegó a comenzar ya que se había adelantado para el jueves pasado.

Por su parte, el de docentes privados de Sadop también anunció que se plegará a la medida de fuerza de 48 horas en la mayoría de las provincias del país.

En cambio, otro sindicato de docentes nacionales, UDA, realizará una marcha al Ministerio de Educación en reclamo de la paritaria nacional y solo hará paros de 48 horas, el lunes y martes próximos, en las provincias de Catamarca y Santa Fe y otro de 72 horas, que incluirá el miércoles, en Misiones.

En la provincia de Santa Fe tampoco se iniciarán las clases, ya que los docentes del sindicato mayoritario Amsafé lanzaron este jueves un paro de 48 horas para el lunes y martes, tras rechazar la oferta de un 15% de aumento en tres tramos para todo el 2018 y con cláusula gatillo, propuesta por el gobernador Miguel Lifschitz.

El mismo escenario se producirá en Córdoba, ya que el sindicato UEPC adhirió al paro lanzado por CTERA y no habrá clases el lunes 5 y martes 6.