Comienza en Córdoba el juicio a Sandra Buffa

Compartí en tus redes!

El  11 de junio, la Cámara Tercera del Crimen de Córdoba, juzgará a la docente Sandra Buffa bajo la imputación de homicidio calificado por el vínculo y por alevosía.

CORDOBA.- El crimen que se le imputa ocurrió el 16 de junio de 2019, en calle El Palmar al 2000, en barrio Las Ensenadas de Villa Carlos Paz. En la Departamental Punilla habían recibido el llamado urgente de una mujer desesperada que denunciaba que había encontrado a su marido muerto en el patio de la casa.

Al llegar, los investigadores de la Policía Judicial hallaron el cuerpo tendido de Daniel Arrieta, un reconocido docente de Tierra del Fuego, que había elegido Carlos Paz como su nueva ciudad. La autopsia determinó que murió como consecuencia de un fuerte traumatismo en la cabeza causado por un elemento contundente. En el cuerpo encontraron un alto porcentaje de ketamina en sangre.

En su declaración, Buffa insistió en su inocencia y vinculó el hecho a una venganza relacionada con personas con las que su marido tendría relación.

Hacía pocos meses que la pareja había llegado a vivir a Carlos Paz desde Tierra del Fuego. Ambos eran docentes, Arrieta se había jubilado y decidieron cambiar de aires.

El testimonio de su mujer, Sandra Buffa, no convenció a los policías que la interrogaron y poco a poco se fue desarmando la estrategia para ocultar el crimen.

La fiscal del Tercer Turno de Carlos Paz, Jorgelina Gómez, imputó a la mujer por el delito de homicidio calificado por el vínculo y ordenó su detención.

No se conocieron muchos detalles de lo que pasó esa noche previa al hallazgo del cuerpo. En su testimonio, Sandra Buffa dijo que estaban esperando que llegara una hija del corazón que vivía con ellos en la casa de Las Ensenadas y que ella decidió acostarse a dormir. Y aseguró que cuando se levantó la mañana siguiente encontró el cuerpo de su marido tendido en el patio.

Fue ella quien llamó a la policía para denunciar que había encontrado el cuerpo. A las pocas horas, por contradicciones en su relato con el de una joven que vivía con la pareja en la casa y por otras pruebas que se recolectaron, se ordenó la detención de la mujer.

Según la acusación, Arrieta fue dopado con una mezcla de alcohol con ketamina y luego, indefenso, recibió golpes en la cabeza con un elemento contundente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *