Beba intoxicada con monóxido de carbono fue derivada a Ushuaia

Compartí en tus redes!

RIO GRANDE.- Una pequeña de un año y diez meses ingresó anoche al Hospital de Río Grande -junto a su abuela- presentando vómitos y otros síntomas. Los pediatras realizaron los análisis correspondientes, que arrojaron como resultado intoxicación por monóxido de carbono.

Rápidamente los médicos dieron aviso a personal Policial y Bomberos Voluntarios de la circunstancia, que se presentaron en el domicilio y verificaron “un baño con un calefón encendido, sin ventilación y la ventana cerrada”.

El parte de prensa de la Policía señala además que “se realizaron las correspondientes mediciones en el baño del lugar, arrojando resultado positivo para monóxido de carbono”. En tanto personal de Camuzzi retiró el medidor del domicilio.

Por último, se pudo conocer que durante la madrugada de ayer trasladaron a la menor en ambulancia a cargo del doctor Héctor Herrera, con destino al Hospital de Ushuaia.

Herrera confirmó que la niña fue derivada al Hospital Naval de la capital provincial, el único centro que cuenta con una cámara hiperbárica, donde la pequeña será tratada.

La tecnología especializada en tratar víctimas de envenenamiento por monóxido de carbono, se encuentra solo en ese centro de la capital provincial. Se trata de la herramienta más rápida y eficaz para ayudar a los pacientes a recuperarse de la exposición al gas letal.

La beba fue trasladada al Hospital Naval de Ushuaia para recibir tratamiento.
La beba fue trasladada al Hospital Naval de Ushuaia para recibir tratamiento.