Unos 90 policías de Río Grande están aislados y fuera de servicio

COMPARTIR
De 900 efectivos policiales de la provincia que prestan servicio en Río Grande, unos 90 están fuera de servicio, en forma de prevención por el COVID-19. (Foto archivo)

RÍO GRANDE.- De 900 efectivos policiales de la provincia que prestan servicio en esta ciudad, unos 90 debieron establecerlos fuera de servicio y aislados en forma de prevención, debido a que tuvieron actuaciones con personas que les confirmaron que tienen COVID-19. Se suma además que hay en estos momentos, ocho efectivos que tuvieron resultado positivo del coronavirus.

Los datos son de esta última semana, confirmada desde el área de prensa de la policía. La medida tomada no afecta en el servicio que presta la fuerza de seguridad en la zona norte de la provincia.

Se prevé que en 15 días los aislados, y tras un control médico, ya estén en condiciones para cumplir su función policial. “Todo esto es para proteger a la gente. El servicio de seguridad se encuentra realizando en forma normal” indicó el Comisario Darío Rodríguez, quien está al frente del área de prensa de la Policía Provincial.

Cabe recordar que una situación similar ya sucedió meses atrás en Ushuaia, donde en un área debieron aislar a 102 efectivos policiales.