Transparencia económica, una deuda pendiente

COMPARTIR

Si bien los concejos deliberantes de la Provincia cuentan con sus respectivas páginas web, acceder a información financiera y de gastos sigue siendo una deuda pendiente en materia de transparencia. La publicación de este tipo de datos, que sólo se puede verificar a través de los boletines oficiales de cada Municipio, es hoy una alternativa obsoleta.

RIO GRANDE.- En materia de transparencia pública, la publicación de información económica de las concejos deliberantes de la Provincia sigue siendo, aún, una deuda pendiente, que va a contramano de la tendencia de ofrecer todos los datos que hacen al manejo de fondos públicos.
En 2014, el Gobierno de Tierra del Fuego se ubicó en primer lugar entre las administraciones provinciales del país que mayor transparencia presupuestaria ofrecían a través de su portal de Internet, ofreciendo, en detalle, toda la información relacionada a los recursos que ingresan a la Provincia, y el modo en que esos se utilizan.
Sin embargo, en los concejos deliberantes, no existe este tipo de transparencia, menos aún en el caso de Tolhuin, cuyo cuerpo deliberativo ni siquiera cuenta con página web propia.
En Ushuaia y Río Grande, más allá de los datos protocolares sobre las comisiones y las autoridades, resulta inaccesible la información sobre la utilización de sus recursos. Sencillamente no se publica.
Es posible conocer ese tipo de información a través de la lectura de los boletines oficiales, aunque esto tampoco garantiza una actualización de datos que vaya al ritmo de las medidas administrativas y económicas que adoptan los concejos.
En el caso de Río Grande, por citar un caso, conocer el salario que percibe un concejal es inútil. No se publica en la web oficial del cuerpo deliberativo, pero tampoco está disponible en la página web del Municipio. Es posible conocer el sueldo del Intendente y hasta de un empleado que se desempeña en el cementerio, pero no así el de los concejales.
Teniendo en cuenta las herramientas informáticas que existen en la actualidad, esta falencia carece de argumentos válidos para justificar la falta de información.

Proyecto frustrado
En 2012, el concejal Alejandro Nogar presentó un proyecto impulsando la creación de un informe de gestión anual, con el propósito de transparentar todas las acciones del concejo deliberante. Pero además establecía que esa misma información se viera reflejada en la página web del cuerpo deliberativo.
El denominado “Informe de Gestión” obligaba al Concejo Deliberante a publicar, al cierre de cada año de trabajo, un balance de todo lo gestionado.
“Este mecanismo tiene por objeto mejorar la calidad de la toma de decisiones, promover la participación de los interesados y mantener informados a los ciudadanos”, según indicaba la iniciativa de Nogar.
Se proponía detallar la información presupuestaria correspondiente al concejo, su ejecución, los expedientes ingresados; así como el detalle de las sesiones ordinarias y extraordinarias. “Lo que busco es poner en manos de los vecinos una herramienta para conocer y juzgar nuestra labor. Esto, sin dudas aportará a la transparencia en el ejercicio de nuestras funciones y jerarquizará la imagen de la institución”, argumentó Nogar ese año.
Sin embargo, la propuesta ni siquiera fue tratada por el resto de los ediles y se archivó.

Los concejos deliberantes adeudan un mayor acceso a la información financiera.
Los concejos deliberantes adeudan un mayor acceso a la información financiera.