Podrían impulsar una causa contra Sahade

COMPARTIR

El fiscal Mayor Guillermo Quadrini podría impulsar una acusación contra el juez Raúl Sahade luego que camaristas advirtieran una conducta sospechosa, que podría configurar un delito.

El escándalo del juez Raúl Sahade abre un nuevo capítulo.

RIO GRANDE.- Se complicaría la situación del juez de instrucción Raúl Sahade luego que se conociera que el fiscal Mayor, Guillermo Quadrini, decidiera pedir vista del expediente que resolvió la Sala Penal de la Cámara de Apelaciones, donde surge un comportamiento sospechoso del nombrado sobre presunta venta de sentencia y la facilitación de escritos a una abogada para resolver causas que se tramitan en su juzgado.

El expediente en cuestión está caratulado “Hernández Pablo Gastón s/Denuncia, Juzgado de Instrucción 1, Distrito Judicial Norte”, en la cual está acusada la abogada María Angélica Naveas Lagos del presunto delito de extorsión, tras haber sido denunciada por un cliente de exigir dinero para arreglar su situación procesal, en una causa relacionada con un incidente vial fatal del que resultó víctima una adolescente de 17 años de edad.

Los jueces de la Sala Penal de la Cámara de Apelaciones no hicieron lugar a un pedido de nulidad del allanamiento realizado en el Estudio Jurídico y el domicilio de la abogada, donde se secuestró un teléfono celular de donde surgen mensajes vía WhatsApp entre Sahade y la abogada, respecto al arreglo de la causa por el incidente de tránsito, ocurrido en la ruta.

A partir de los elementos que los camaristas aportaron al Superior Tribunal de Justicia, para que se analice el comportamiento del juez Raúl Sahade, ahora el Fiscal Mayor podría hacer una ampliación en la acusación que lleva adelante en el expediente e imputar también al mencionado magistrado, quien protagoniza un grave escándalo que le aporta una nueva mancha al Poder Judicial.

Consejo de la Magistratura

Para hoy, a las 12:00, está prevista una reunión del Consejo de la Magistratura, que preside el juez Javier Muchnik, para analizar la conducta del juez Raúl Sahade, donde hay cifradas expectativas respecto a la apertura del proceso de jury de enjuiciamiento. De todas maneras, en los últimos tiempos los antecedentes marcan que ese cuerpo colegiado ha mostrado muy poco interés en abrir procesos y se ha valido de argumentos para no hacer nada.

Es más, el propio Sahade tenía un pedido de jury propiciado por abogados particulares, que fue rápidamente cerrado por el Consejo, en una misma jornada donde también adoptó maratónicas decisiones de no dejar ninguna denuncia en pie, cerrando incluso aquella que pesaba sobre la jueza laboral Edith Cristiano y que era impulsada por Lenga Patagonia.

Solo en caso que exista alguna voluntad de los consejeros se activará el procedimiento que está previsto en la ley 525, respecto a la conformación de un informe preliminar que debe confeccionar la Presidencia, donde debe recomendar o no el inicio de un jury. En caso de prosperar la acusación, el caso deberá ser derivado al fiscal acusador, el abogado de Río Grande Miguel Ángel Castro.

Es de destacar que desde que Castro es fiscal acusador nunca se le pudo observar una sola actuación porque todas las causas fueron cerradas sin más trámites.