Pequeños productores vendieron pescado a $100 el kilo para protestar

Compartí en tus redes!

Fue en el marco de una protesta de la Unión de Trabajadoras y Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), quienes convocaron a la protesta.

BUENOS AIRES (NA).- Pequeños productores vendieron ayer pescado a $100 el kilo en la plaza frente al Congreso de la Nación, para reclamar políticas de apoyo al sector.

La entidad reclama “políticas que apoyen a las cooperativas de pesca” y, con ese fin, anticipó que ofrecían 12 toneladas de productos frescos para “demostrar que nuestros alimentos se pueden vender a precios justos”.

En sus redes sociales, la UTEP destacó: “Tenemos volumen de producción y con políticas de apoyo al sector podemos abastecer la mesa de los y las argentinas”.

Y añadió que con el “pescadazo” se buscó “avanzar en la primera gran apuesta gremial de la pesca artesanal a nivel nacional”.

“La pesca artesanal es la pesca del pueblo, respetuosa del medioambiente y de nuestros bienes comunes. Somos miles y queremos poder vivir dignamente de nuestro trabajo y ser parte de la solución a los problemas alimentarios de nuestro país”, resaltó.

Numerosas personas se acercaron este miércoles a los alrededores del Congreso Nacional para adquirir las especies que ofrecían pescadores artesanales que llegaron en camiones frigoríficos de Mar del Plata, Santa Fe, Rosario, Helvecia, Concordia, Ensenada y Punta Indio.

Allí podían adquirirse, a $100 el kilo, corvina, besugo, pescadilla, sábalo, patí, dorado y boga, entre otras especies.

“Estamos en un momento crítico con las ventas. Queremos mostrarle a la gente que tenemos buena mercadería”, dijo José Ramírez, uno de los voceros de la entidad.

Otras voces de la UTEP explicaron que el 30% del precio de venta del “pescadazo” permitirá cubrir los gastos de transporte y el resto brindará un ingreso muy superior al habitual para los trabajadores de la pesca artesanal, con un valor muy económico para los consumidores.

Asimismo, indicaron que, según la especie y la zona del país, los frigoríficos pagan sólo entre $20 y $50 el kilo a quienes “arriesgan sus vidas para buscar alimentos de forma sustentable”.

“Luego, esas empresas lo exportan a más de US$ 1,20 el kilo o lo comercializan en las pescaderías a precios varias veces superiores”, se quejaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *