Murió Sergio Víctor Palma

Compartí en tus redes!

El excampeón mundial de boxeo Sergio Víctor Palma, de 65 años, falleció ayer tras estar internado en Mar del Plata luego de haberse contagiado coronavirus.

BUENOS AIRES (NA).- Palma, quien vivía en esa ciudad balnearia desde hacía ocho años, había sido derivado al Hospital Interzonal y estaba en tratamiento tras sufrir un accidente cerebrovascular, que se le sumó a la lucha contra la enfermedad de Parkinson que le fue diagnosticada en 2004.

El ex púgil oriundo de la provincia de Chaco tuvo su momento de gloria en el boxeo cuando superó por nocaut al estadounidense Leo Randolph en Spokane y se adjudicó el título mundial de los supergallos versión Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en agosto de 1980, siendo la primera vez que un boxeador argentino lograba un título en Estados Unidos.

Defendió la corona exitosamente cinco veces, hasta que en junio de 1982 la perdió tras caer por puntos frente al dominicano Leonardo Cruz, en fallo unánime en la ciudad estadounidense de Miami. Su última pelea fue en agosto de 1990, cuando derrotó a Juan Domingo Nogueira, en General Arenales.

En su carrera como profesional, Palma disputó 62 peleas, con 52 victorias (20 por la vía rápida), 5 derrotas y 5 empates, mientras que, además del boxeo, hizo un programa de radio que se llamó “Round de Música y Palabras” y también grabó un disco con canciones y poemas de su autoría.

La Federación Argentina de Box (FAB) despidió en las redes sociales al púgil nacido en La Tigra (Chaco), y aseguró: “La familia del boxeo acompaña en este difícil momento a sus familiares y amigos, lamentando una pérdida que sin dudas es irreparable”.

La personalidad de Palma -quien fue entrenado por el recordado Santos Zacarías- era muy diferente a la del boxeador típico, ya que además de tocar la guitarra, escribía poesías y tenía una imagen más intelectual que pugilística.

“El individuo llega al boxeo, un poco por notoriedad humana, no por lo que se entiende como fama, sino el ser tenido en cuenta, el gritar que uno existe”, aseguró alguna vez Palma sobre lo que era un boxeador.

El ex campeón Supergallo supo defender, más allá de las consecuencias que el pugilato deja a algunos deportistas, al deporte de los puños.

“Sé que el boxeador no nace en ´boxilandia´, sé que el boxeador nace un sector social de cualquier lugar del mundo y tiene el nivel cultural que tiene ese nivel social al que pertenece. Cuando se dice que el boxeador habla mal, no se dan cuenta que ese boxeador es parte de una sociedad que maneja muy mal su idioma”, sentenció.

Palma había visitado Río Grande en 1980, poco después de ganar el título, siendo espectador en un festival realizado en el Centro Deportivo Municipal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *