Miradores del Camino de los Siete Lagos

COMPARTIR

Es el paseo más reconocido de la Patagonia argentina, capaz de mostrar en solo cien kilómetros toda la magia de esta bella región.

El camino posee una longitud de aproximadamente 107 km donde pueden apreciarse las típicas características de la región de los Andes patagónicos: extensos bosques, cerros nevados y lagos.
Con su intenso color azul, sus islas y playas, el Lago Nahuel Huapi es uno de los lugares más atractivos de la Patagonia.

NEUQUEN.- Recorrer el Camino de los 7 lagos más hermosos en la montaña de la Patagonia partiendo de San Martín de Los Andes, seguido por Villa la Angostura o San Carlos de Baroliche es una experiencia inigualable. No dejes la oportunidad de pescar una trucha y comerla enseguida en compañía de la familia. Aquí encontrarás uno de los paisajes naturales que jamás olvidarás.
La Ruta de los Siete Lagos o Camino de los Siete Lagos es un tramo totalmente asfaltado de la Ruta 40 entre Bariloche y San Martín de los Andes. Recorrido escénico que atraviesa los bosques andinos y los lagos neuquinos en la Patagonia. Es uno de los Diez Mejores Paisajes de la Ruta 40.
Los famosos “Siete” Lagos son Nahuel Huapi, Correntoso, Espejo, Lago Escondido, Falkner, Villarino y Machónico. Todos estos lagos son el resultado de la metamorfosis glaciaria que hace millones de años experimentó la región. Nos guste o no manejar, a través de una agencia de turismo es la mejor manera de recorrer la ruta, ya que permite que nos dediquemos solo a mirar y escuchar todo lo que nos cuentan los guías.

Miradores del Camino de los 7 Lagos
Si bien hay colectivos que hacen el recorrido entre San Martín de los Andes y Villa La Angostura, la verdad que lo más conveniente es hacerlo en auto, como para tener la libertad de ir parando cuando quieras, o en una excursión, en la que no sólo irás parando por ahí sino que además te podrán ir explicando cosas.

Miradores del lago Lácar
Saliendo de San Martín de los Andes, van a ver unos cuantos miradores que dan al lago Lácar. Es “prescindible” el parar a sacar fotos si ya subiste al mirador de Bandurrias o al de Arrayanes, pero sino, también se puede ver los cerros nevados y la ciudad desde otra perspectiva. Están sobre la misma ruta 40 y tenés que conducir con cuidado, porque suele haber mucha gente tomando mates, caminando o charlando.

Mirador del valle del arroyo Pil Pil
Acá no verás “lagos”, sino que un precioso valle con áreas rurales donde habitan comunidades mapuches.
El siguiente es el mirador del Arroyo Partido, se trata de un arroyo que nace de las aguas de deshielo del Cerro Chapelco y que llega a un punto, a la altura del mirador, donde el cauce se divide en dos. Las aguas de uno de los arroyos terminará desembocando en el océano Pacífico y las aguas del otro en el océano Atlántico, no directamente, sino a través de otros lagos y ríos a donde van a parar sus aguas.

Mirador del lago Machónico
Machónico significa “agua con pancora” en el idioma mapuche. El lago se extiende a lo largo del mirador y la ruta y es imposible abarcarlo en una sola foto (excepto que la saques panorámica). Es de origen glaciario y es muy común encontrar gente haciendo kayak y alguna otra actividad en el verano.

Mirador del lago Falkner
El lago Falkner es uno de los miradores del Camino de los 7 Lagos que mejor se ven por la tarde porque, viniendo desde el norte, está a la izquierda de la ruta y el sol ilumina mejor el paisaje . El estacionamiento de este lago está casi a orillas del lago y no en un mirador desde las alturas. El acceso al agua es sencillo y es un lugar precioso para hacer un picnic y tomar unos mates. El nombre se lo da el cerro que se alza al lado de él, pero en realidad viene de un sacerdote jesuita del siglo XVIII, Tomás Falkner. Otro de los cerros que impone al otro lado, en frente del Falkner, es el Cerro del Buque.

Mirador del lago Villarino
Basilio Villarino era un explorador del siglo XVIII que ayudó con la colonización española en la zona, gracias a los diarios y mapas que preparaba. El mirador no es de los más lindos, está tapado un poco por los árboles, pero aún así deja entrever el azul oscuro del lago.

Mirador del lago Escondido
Como bien su nombre lo dice, este lago se encuentra bien pegado a la ruta 40 pero detrás de árboles frondosos a través de los cuales apenas se puede ver el verde del agua. Es de los lagos más pequeños del circuito y tiene un color mágico.

Mirador del lago Correntoso
A este lago el nombre le viene del río que alimenta y que luego de un corto recorrido desemboca en el lago Nahuel Huapi. Hay un par de miradores sobre la ruta 40 que dan a este lago e incluso al río desembocando en el Nahuel Huapi.

Mirador del lago Espejo
Así como el lago Escondido, este lago debe su nombre al reflejo que reproduce sus aguas. Cuando nosotros pasamos esa tarde, no estaba espejado por el viento que había, pero el día anterior el lago estaba más calmado y sí que estaba espejado (aunque no paramos a sacar foto). El cerro en punta que más destaca es el Campana. Este es uno de los miradores del Camino de los 7 Lagos que más nos gustaron.