Ley de emergencia: El IPAUSS recibirá 120 millones de pesos por las utilidades del Banco Tierra del Fuego

COMPARTIR

El artículo cuarto de la Ley 1068 establece que el directorio del BTF transfiera al sistema previsional las utilidades logradas en 2015, previa deducción del fondo estímulo que perciben los empleados. La medida quedó habilitada tras la aprobación de la memoria y balance de la entidad bancaria.
USHUAIA.- Tras el cierre del ejercicio económico 2015, y en función de lo que dicta la ley provincial 1068 (emergencia de la seguridad social), el Banco Tierra del Fuego deberá girar 120 millones de pesos de las utilidades, suma que surge de la deducción previa del fondo estímulo que se paga al personal de la entidad bancaria. Con estos fondos se deben atender obligaciones corrientes como pago de jubilaciones y de prestaciones asistenciales.

La decisión de la gobernadora Rosana Bertone de valerse de las utilidades del BTF para el sostenimiento de la caja de jubilaciones, es una forma de hacer justicia, ya que en su momento, con el fin de salvar a la entidad bancaria de su liquidación; el gobernador Carlos Manfredotti hizo uso de los 208 millones de dólares que tenía depositado la caja de jubilaciones para sanear la cartera de deudores incobrables y morosos, creando un Fondo Residual para devolver esos fondos.

Cabe señalar que desde el Centro de Jubilados de Río Grande, Ley 244, se había presentado una propuesta para que el Banco de Tierra del Fuego otorgue préstamos a corto plazo para el pago de las jubilaciones en tiempo y forma, bajo la figura del “revolving”; entendiendo que les corresponde, por derecho, exigir que la entidad bancaria auxilie financieramente al sistema previsional.

El presidente del instituto, Rubén Bahntje, en su exposición ante la Legislatura, fue quien confirmó el monto de las utilidades del BTF que serán giradas al IPAUSS; lo cual se debe cumplir en estos días ya que la gobernadora Rosana Bertone acaba de aprobar, por Decreto 645/16, la memoria y balance de la entidad bancaria oficial, cuyo patrimonio, a diciembre de 2015, cerró en la suma de 625 millones 647 mil pesos.

El artículo cuarto de la Ley 1068, es el que instruye al directorio del Banco de la Provincia de Tierra del Fuego para que ponga a disposición del Poder Ejecutivo las utilidades remanentes del Banco de la Provincia de Tierra del Fuego las que, “en virtud de la emergencia decretada en la presente ley, deberán ser destinadas a cubrir déficit estacionales de caja del IPAUSS o el organismo que lo reemplace”.

La ley aclara que el directorio del Banco, al transferir las utilidades a las que se refiere la ley, deberá “deducir las sumas devengadas que correspondan al fondo estímulo” que se paga al personal y que el “Poder Ejecutivo podrá destinar dichas utilidades al pago de contribuciones vencidas, a cuenta de contribuciones futuras o pago de deuda consolidada”.