Lanús fue sorprendido por Nacional

Compartí en tus redes!

BUENOS AIRES (NA).- Lanús fue sorprendido anoche en su debut al caer derrotado como local frente a Nacional de Uruguay por 1 a 0, en la primera fecha del Grupo 7 de la Copa Libertadores de América.

Hugo Silveira anotó la única conquista del partido a los 25 minutos de la primera parte y se llevó así una victoria que le permite quedar puntero de su zona junto a Chapecoense, que viene de superar como visitante por 2 a 1 a Zulia de Venezuela.

El conjunto visitante se llevó una victoria tan ajustada como merecida ante un Lanús que se mostró sin ideas en los noventa minutos de juego.

Durante casi todo el desarrollo se vio una versión desdibujada del Granate ante un adversario pragmático que le complicó el partido con un eficaz dispositivo táctico.

Lanús parece extrañar en demasía la solidez que le otorgaba el paraguayo Gómez en defensa y el vuelo creativo que le brindaba su compatriota Miguel Almirón desde su cambio de ritmo y es por ello que se dedicó a atacar por inercia ante un Nacional que si bien no avanzó masivamente lo lastimó más de la cuenta en sus escasas aproximaciones a la valla de Andrada.

Sin lucidas actuaciones individuales pero con una gran cohesión en todas sus líneas el elenco “bolso” le fue tomando el tiempo a su confundido rival para comenzar a ganar terreno y posesión de pelota.

Promediando la primera mitad una veloz réplica visitante culminó en los pies del moreno Silveira, quien en posición dudosa derrotó al arrebatado arquero local.

Si bien la formación de Almirón intentó nivelar el score rápidamente solo se aproximó a través de una escaramuza que el autor del gol de la visita llegó a despejar en la línea con la ayuda involuntaria de su brazo derecho a los 35 minutos.

El complemento dejó en exposición una versión desesperada del anfitrión ante un Nacional un tanto más mezquino pero igual de disciplinado a la hora de no ofrecer grietas en su zaga.

Los cambios del entrenador “charrúa” promediando la etapa final denunciaron palmariamente que la búsqueda del arco de Andrada se empezó a asemejar a una quimera al excluir a su único punta con el propósito de cerrarle aún más los caminos a un Granate que se mostró a años luz de sus no tan lejanos rendimientos.

El Granate no pudo en calidad de local y empezó con el pie izquierdo en la Copa Libertadores.