Jubilados fueron abandonados bajo la lluvia

Compartí en tus redes!

Ante la constante falta de medicamentos y corte de prestaciones de servicio de la obra social el jueves, jubilados de esta ciudad se hicieron presentes en la sede de la OSEF Río Grande sita en calle Perito Moreno y dialogaron con la delegada actual.

RIO GRANDE.- Ante la constante falta de medicamentos y corte de prestaciones de servicio de la obra social el jueves, jubilados de esta ciudad se hicieron presentes en la sede de la OSEF Río Grande sita en calle Perito Moreno y dialogaron con la delegada actual. En ese momento se habría llegado a un acuerdo ante el pedido de explicaciones de lo que sucedía con la Obra Social.

En la oportunidad, la delegada se comunicó con la presidente Mariana Hruby y con el vicepresidente Leonardo Olgiati quien asumió el compromiso de recibirlos el martes a las 14:00.  Luego ese horario cambió para la hora 16:00.

A esa reunión se presentó un numeroso grupo de jubilados quienes contaban con muchas dudas por saber por qué existe tanto faltante de medicamentos en la farmacia, por qué el corte de servicio permanente de los prestadores médicos y por qué tantas falacias a la hora de brindar servicios de la obra social. También querían conocer el destino de la plata de la obra social.

Sin embargo, los minutos pasaban y los jubilados no eran atendidos y los ánimos comenzaron a tensarse. Los jubilados estaban esperando la presencia de alguna autoridad de la OSEF tal como se había acordado pero llamativamente, no se presentó, ni la presidente ni el vicepresidente y los jubilados se quedaron esperando por una respuesta que nunca llegó.

En este marco, los jubilados llamaron de manera insistente tanto a la presidente Mariana Hruby como también al vicepresidente Leonardo Olgiati pero ninguno les atendió el teléfono ni los mensajes.

Esta situación de desmanejo y falta de respeto generó el enojo lógico de los jubilados por lo que  decidieron manifestarse en el lugar, bajo una tormenta de lluvia, frío y fuertes ráfagas de viento.

El grupo de personas que fue citado y no fue atendido lo integran todas personas mayores quienes sólo necesitan una respuesta pero a cambio sólo se los ninguneó, se les faltó el respeto y se los dejó esperando con un maltrato que fue tildado de “despreciable” por parte de las autoridades de la OSEF.

En el lugar, y bajo la lluvia, uno de los jubilados señaló que “nadie nos atiende el teléfono. El vicepresidente dijo que vendría a esta reunión y nos dejó plantados y ahora tampoco atiende el teléfono. Nosotros somos personas grandes y lo único que buscábamos es el diálogo y una explicación y poder acceder a un funcionario de la obra social que les pueda contar y brindar detalles además de aplicaciones de qué es lo que está pasando”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *