Hundimiento del Ara General Belgrano

Compartí en tus redes!

USHUAIA.- “Solo pido al Señor, bendición para los 323 héroes, para los que regresaron y aun están entre nosotros” dijo el veterano de Guerra, Carlos Latorre, presidente del Centro de Excombatientes de Malvinas, en el homenaje a los tripulantes que murieron durante el hundimiento del Crucero Ara General Belgrano, ocurrido el 2 de mayo de 1982.

La ceremonia realizada en la Plaza Malvinas Argentinas.

Latorre manifestó que los 323 caídos que yacen en el fondo del mar “nos mantienen vigentes, activos y prestos para defender la Causa de Malvinas. La memoria de ellos nos enaltece en el ejemplo dado y nos obliga a no arriesgar más vidas jóvenes” y que se mantiene la lucha “por la vía de la paz”.
También recordó que “debieron pasar” 28 años para el reconocimiento del honor y gloria de los tripulantes de la nave insignia de la flota de mar. “El 2 de mayo, a las 16:01, el silencio más sublime posterior a la explosión instalaba en la Argentina, una muralla de honor ante cualquier retroceso a la empresa iniciada el 2 de abril”. Entendió que ese hecho marca un “hito en la historia” nacional.
Cuestionó también, en sus palabras, los actos de “desmalvinización” que ejercen “algunos” medios de prensa y exigió que “de una vez por todas, los cipayos, los traidores a la patria, los usurpadores, los autodenominados intelectuales no pidan más el regreso a la humillación impuesta desde la corona británica, pretendiendo la autodeterminación o la negación al reclamo de los recursos de nuestras Islas Malvinas, como así también a la repatriación de las empresas petroleras, ferroviarias, aéreas y mineras”, cerró.