Héctor Stefani: excluir alimentos poco saludables

COMPARTIR

El diputado nacional de Juntos por el Cambio Héctor Stefani presentó un proyecto de ley con la finalidad de mejorar la oferta de alimentos en las instituciones educativas. La medida propone eliminar la comercialización en los colegios de toda bebida y alimento de alto contenido calórico que exceda los límites máximos de azúcares, grasas saturadas, grasas trans y sodio añadido, conforme al Código Alimentario Argentino.

RÍO GRANDE.- Este proyecto se suma al de quitar los alimentos poco saludables como las golosinas de la línea de cajas de los supermercados e hipermercados, y al de etiquetado frontal de alimentos que impulsa el diputado fueguino.

“Argentina es el país con el problema más grave de obesidad infantil en América Latina. La propuesta apunta a la intervención activa en las instituciones educativas para mejorar la nutrición de chicos y jóvenes”, afirmó el diputado Stefani.

“Según la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud de septiembre de 2019 del Ministerio de Salud de la Nación, el exceso de peso en niños menores a 5 años es del 13,6% y en un rango de 5 a 17 años aumenta al 41,1%. Por eso, es tan importante eliminar las golosinas y gaseosas de los kioscos de los colegios”, explica Stefani y agrega: “En la población adulta, es decir, mayores de 18 años, la prevalencia de exceso de peso es del 67,9%”.

“El sobrepeso y la obesidad son las formas más frecuentes de malnutrición y en Argentina aumentan sostenidamente; es otra pandemia de la que no hablamos”.

“Las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, el cáncer y enfermedades respiratorias crónicas están asociadas a una serie de factores de riesgos dentro de los cuales los más importantes son: la alimentación inadecuada y la inactividad física que generan exceso de peso y obesidad”, remarcó el diputado fueguino y criticó que se subestimen temas tan relevantes como son los hábitos saludables y la nutrición de los argentinos en la política nacional.

A su vez, insistió en la importancia de trabajar políticas de prevención para descomprimir el sistema de salud y la necesidad de educar a la población en materia nutricional.