Fracasó la paritaria metalúrgica y la UOM marchará este jueves

COMPARTIR

BUENOS AIRES (NA).- La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) finalmente no logró llegar ayer a un acuerdo salarial con las cámaras empresariales del sector, por lo que anunció una marcha para este jueves.

“No hubo acuerdo, el jueves hacemos una marcha a la cámara ADIMRA”, confirmó a NA el jefe del sindicato, Antonio Caló, sobre lo sucedido en la reunión realizada en la sede de esa entidad empresaria.

En la previa, el sindicalista confiaba en llegar este martes a un acuerdo con los empresarios y estimaba firmar un aumento salarial del 35% en tres cuotas o del 33% más una suma extra por única vez, pero finalmente no se llegó a un entendimiento.

Voceros de ADIMRA señalaron que en la reunión se siguieron barajando los números en torno al 33 y 35% de incremento, que aceptaría el gremio, pero indicaron que la situación se empantanó al momento de tratar cuestiones más específicas como el aumento para determinadas categorías.

“En las reuniones con la UOM tenés que aceptar lo que ellos piden, así es complicado. Las empresas están en el limite y el gremio quiere hacer ruido”, lamentó un representante de una cámara empresarial en diálogo con NA.

Los empresarios aguardaban ahora que el sindicato concrete la marcha del jueves para luego retomar las conversaciones y tratar de sellar un acuerdo para los 240 mil trabajadores del sector lo más pronto posible.

Hace tres semanas, la UOM y las cámaras habían acordado un aumento salarial del 18 por ciento por abril y “a cuenta de futuros incrementos”, pero aún no lograron cerrar la paritaria para todo el año, luego de que el gremio se mostrara en contra de un acuerdo por seis meses como realizaron otros sindicatos.

En ese contexto, el sindicato metalúrgico había lanzado un plan de lucha en reclamo de un aumento salarial del 35% que incluyen paros parciales y sorpresivos en distintos establecimientos industriales, en medio de la complicada situación que atraviesa la actividad.

Según Caló, su sindicato sufrió en los últimos meses unos 8 mil despidos y más de 10 mil suspensiones, producto del parate de la actividad industrial y del aumento de las importaciones desde Brasil y China.