Feria judicial extraordinaria

COMPARTIR

Se debe a las consecuencias públicas de la presencia del coronavirus. El horario de atención será de 9.00 a 13.00, que podrá prorrogarse según el análisis de la evolución de la situación. La Corte Suprema también resolvió suspender plazos procesales de las causas en trámite.

Por la pandemia del coronavirus se determinó una feria judicial extraordinaria en los Juzgados del fuero provincial.

USHUAIA.- Por decisión del Superior Tribunal de Justicia, los Juzgados del fuero provincial funcionarán bajo la modalidad de feria y la consiguiente suspensión de los términos procesales para las actuaciones en trámite.
Queda garantizado el servicio de justicia, con guardias mínimas, para lo cual se contará con empleados que no se encuentren en los grupos de riesgo (resolución 23/2020):
-Mujeres embarazadas
-Lactantes
-Aquellos que por sus condiciones de salud o edad cuenten con mayor probabilidad de contraer la enfermedad.
La decisión del Superior Tribunal se apoya en la declaración de la Organización Mundial de la Salud que recomienda el aislamiento para mitigar la propagación del virus, razón por la que éste debe tomarse como un periodo obligatorio, permaneciendo en su domicilio sin concurrencia y evitando el contacto social, con el fin de cortar la circulación viral.

Corte Suprema
La Corte Suprema de Justicia de la Nación decidió ayer declarar “inhábiles” los días que quedan del mes de marzo, al tiempo que pidió a los tribunales nacionales y federales garantizar “guardias mínimas”, en medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus.
El máximo tribunal del país determinó adoptar este plan de acción en medio de la presión que ejercieron las autoridades de justicias provinciales y el gremio para que se declarara una feria judicial hasta fin de mes.
Si bien no se habló de “feria”, la medida será una suerte de “feria virtual”, ya que habrá una actividad mínima en los tribunales de todo el país.
La decisión se tomó en momentos en que la Corte Suprema arrastra una interna entre sus miembros, que pese a las diferencias este lunes votaron de forma unánime para reducir la actividad.
De esta forma, sólo se atenderán cuestiones urgentes y, en los hechos, tendrá los mismos efectos que una feria judicial, sin audiencias de juicios, ni avance de causas.
Los supremos fijaron que aquellas cuestiones urgentes se garanticen con la prestación de magistrados y funcionarios que no estén dentro de los grupos de riesgo, y suspender la atención al público.
Además, ordenaron licencia con goce de sueldo a todas aquellas personas que tengan más de 65 años o que padezcan de enfermedades que los hagan más vulnerables frente al coronavirus. También otorgaron licencia a aquellos tutores que tengan a cargo el cuidado de niños u adolescentes que no van al colegio, en línea con la disposición de la suspensión de clases por dos semanas, aunque si ambos padres trabajan en el Poder Judicial solo uno de ellos podrá justificar su inasistencia.
Los jueces del máximo tribunal, a la vez, dispusieron que 40 millones de pesos del Fondo Anticíclico de la Corte se giren para atender las demandas que exija la emergencia sanitaria en el ámbito del Poder Judicial.
La decisión de la Corte Suprema se dio a conocer luego de la presión que ejercieron las autoridades judiciales de dieciséis provincias, que decretaron la feria. En la lista estuvieron Salta, Corrientes, Córdoba, Tierra del Fuego, Entre Ríos, Chaco, San Luis, La Rioja, San Juan, Buenos Aires, Tucumán, Río Negro, Mendoza, Jujuy, Formosa, y Misiones.