El hábitat de las aves migratorias

COMPARTIR

La Asociación Ambiente Sur presentó un proyecto que forma parte de una iniciativa internacional para resguardar el hábitat de las aves migratorias en la Reserva Costa Atlántica. El foco en 13 sitios a lo largo de las Américas.

La zona de Río Chico, dentro de la RCATdF.

RIO GRANDE.- La Asociación Ambiente Sur está poniendo en marcha el proyecto, en colaboración con la Secretaría de Ambiente y el Municipio de la Ciudad de Río Grande. El objetivo es la conservación de las aves playeras y su hábitat en la Reserva Costa Atlántica Tierra del Fuego (RCATdF). Esto en el marco de una iniciativa internacional denominada “Coaliciones”, articulada por la ONG internacional Manomet, que busca apoyar diversos esfuerzos de conservación de las aves playeras a escala hemisférica en 13 sitios a lo largo de las Américas.

Los ecosistemas de la Reserva Costa Atlántica ofrecen una rica oferta de recursos bentónicos, es decir fuente de alimentación para las aves playeras que llegan al área después de largas migraciones desde el hemisferio norte.

“El Playero rojizo vuela cada año desde su zona de reproducción en el Ártico hasta la Reserva Costa Atlántica, en un viaje que recorre una distancia de al menos 30.000 km de ida y vuelta. Conservar estas especies requiere de esfuerzos que cruzan fronteras y países, desde la escala local hasta los corredores migratorios”, señaló Diego Luna Quevedo, especialista en Conservación de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras.   

A través del proyecto que inicia se busca específicamente aumentar el conocimiento y la valoración de las aves playeras y su hábitat en la comunidad local; además de mejorar la gestión y regulación local de las actividades recreativas en la Reserva. Desde el desarrollo de una campaña para promover cambios de conductas en la población local y los visitantes; instalación de infraestructura para ordenar usos y resguardar sitios sensibles; trabajo informativo en terreno por parte de voluntarios locales y censos poblacionales de aves playeras, son algunos aspectos contemplados en el mismo. Se incluye además un trabajo directo con la Mesa Técnica Asesora de la Reserva.   

La zona costera de la provincia de Tierra del Fuego alberga múltiples espacios en los que cientos de aves se alimentan.   

Sonia Castiglione, ministra de Producción y Ambiente de la Provincia, señaló: “Reafirmamos nuestro compromiso con generar las mejores condiciones posibles de manejo para que la Reserva pueda seguir recibiendo a estas aves en sus largas migraciones y por el interés que esto reviste para la ciencia y el turismo local”.

Por su parte desde el Municipio valoraron el proyecto como una herramienta que permitirá avanzar hacia la transformación de la ciudad de Río Grande en una más sustentable.

La RCATdF alberga alta diversidad de aves con, al menos, 135 especies registradas, dentro de las que se destacan las aves marinas, los chorlos y playeros migrantes de larga distancia.