“Claramente no hay lugar para el ajuste”

Compartí en tus redes!

“No hay riesgo de estallido social en Argentina. Sí hay angustia y dificultades. Hay presencia del Estado y veo una incipiente recuperación económica”, afirmó el Ministro de Desarrollo Social.

Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

BUENOS AIRES (NA).- El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, afirmó ayer que “no hay riesgo de estallido social en la Argentina”, aunque advirtió, tras una reunión con la comitiva del Fondo Monetario Internacional (FMI), que “claramente no hay lugar para el ajuste”.

Arroyo se refirió al panorama social y económico del país e indicó que se percibe “una incipiente recuperación”, pero resaltó que “la Argentina tiene cuatro millones de personas que viven en el Siglo XIX” y que “esto no se resuelve con un programita, sino con cambios estructurales profundos”.

“Me reuní el jueves con la comitiva del Fondo. Claramente no hay lugar para el ajuste en Argentina”, contó el ministro en declaraciones radiales, al tiempo que señaló que “el eje está puesto en la asistencia y en la contención”.

Consultado sobre el cuadro social en el marco de la pandemia y la crisis económica, el funcionario nacional indicó: “No hay riesgo de estallido social en Argentina. Sí hay angustia y dificultades. Hay presencia del Estado y veo una incipiente recuperación económica”.

No obstante, advirtió que “si hay algo que genera pobreza es la inflación” y que “el problema son los costos de los alimentos y el sobreendeudamiento de las familias”, al tiempo que remarcó que “el eje debe ser reconstruir por el lado del trabajo”.

En otro orden, Arroyo indicó que “aún no está definida la continuidad del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)” que se estableció al inicio del aislamiento obligatorio ante la pandemia de COVID-19.

Además, el ministro cuestionó la convocatoria del PRO a una protesta contra del Gobierno el 12 de octubre, al considerar que “es un peligro llamar a una movilización en un contexto donde la circulación comunitaria del virus es evidente”.