Bomberos Voluntarios recordaron a Diego Sánchez

Compartí en tus redes!

El joven falleció a los 20 años al ser alcanzado por el estallido de explosivos que estaban guardados en un galpón, ubicado solamente a 4 kilómetros del centro de Ushuaia. Nunca  llegaron a determinar responsabilidades por permitir que esos elementos estuvieran dentro del ejido urbano.

USHUAIA.- Los tres cuarteles de Bomberos Voluntarios de ésta ciudad rindieron homenaje a Diego Sánchez, un joven de 20 años que integraba el Cuartel Zona Norte y quien al acudir al incendio de un depósito falleció, tras la detonación de explosivos que había en el interior del galpón; en un hecho donde se buscó responsables por permitir la existencia de esos elementos dentro del ejido urbano, pero quedó impune.

Diego Sánchez, desempeñando tareas en el Cuartel Zona Norte.

Los Bomberos ayer realizaron una formación en el lugar donde sucedió el incidente y a las 15:16, hora en que ocurrió el deceso de Sánchez, hicieron sonar las sirenas. “Casi en la intimidad de todos los bomberos recordamos qué tan  vulnerables podemos ser en solo un instante”, reflexionaron los servidores públicos.

La imagen del galpón destruido, donde estaban guardados los explosivos.

En las redes sociales los Bomberos Voluntarios señalaron: Hoy 13 de marzo, recordamos esa irreparable pérdida de nuestro camarada, al bombero Diego Sánchez, fallecido en ese episodio con tan solo 20 años, perteneciente al Cuartel Bomberos Zona Norte.

El estallido de un depósito de trotyl y gelamón que funcionaba en un galpón perteneciente a la empresa Ingeniería Fueguina SA, dedicada al movimiento de suelos, causó alarma entre la población porque estaba situado al lado de un depósito de garrafas y tubos de gas en el corazón de los barrios La Cantera y San Vicente de Paul, a 4 kilómetros del centro de la ciudad.

La primera víctima de la explosión fue el bombero Diego Sánchez, de 20 años, quien falleció horas después en el Hospital Regional de Ushuaia, tal como lo confirmó su director, Jorge Viola. Además, había ratificado que el bombero Carlos Alberto Molina, de 33 años, fue derivado al Hospital Regional de Río Gallegos con un “traumatismo craneoencefálico grave con daño neurológico”.

Otro de los heridos graves fue el jefe del cuerpo, Daniel García, de Bomberos del cuartel Unidos por Siempre, hoy Bomberos 2 de Abril, que permaneció en terapia intensiva con “trastornos pulmonares que le dificultaban la respiración”.

Otro de los heridos Jara Isaías, de Bomberos Voluntarios de Ushuaia, con traumatismo de cráneo, que fue derivado a la ciudad de Buenos Aires.

Seguiremos recordando ese día negro que resistieron los bomberos de la ciudad y en especial a los Bomberos Voluntarios Zona Norte, por la muerte de un integrante.

Cuánto más loable y apacible será  cuidar y reconocer a los bomberos en vida, por sus labores, sus entregas desinteresadas llenas de altruismo por su comunidad, donde viven, crecen y mueren.

Sigue descansando en paz, Diego Sánchez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *