Apostillas de una jornada histórica

Compartí en tus redes!

La histórica visita presidencial y de su gabinete, aportó anécdotas que superaron la noticia. Estas son algunas de ellas:

RIO GRANDE.– La histórica visita presidencial y de su gabinete, aportó anécdotas que superaron la noticia. Estas son algunas de ellas:

CUMPLEAÑOS EN LA VIGILIA: El Presidente se refirió a la Vigilia por Malvinas, y prometió estar el otro año para esa fecha. “Yo cumplo años el 2 de abril, mi próximo cumpleaños lo voy a empezar acá, se los prometo… Quiero entrañablemente a cada uno de los que lucharon por recuperar esa tierra. Así que el mejor regalo que voy a tener es estar al lado de ellos, de corazón”.

Chiquito Martínez dialoga con un dirigente político local previo al inicio del acto donde recibió una ovación.

SOS PERONISTA: “Jorge, como yo, vos también pero no te diste cuenta, somos peronistas”, dijo Alberto Fernández, direccionando su mensaje a Gustavo Melella, considerándolo un militante más del justicialismo. Lo hizo al señalar que junto al ministro Ferraresi como peronistas “nunca nos conformamos con lo que podemos darle al otro, porque siempre sentimos que todos merecen más”.

MAPA BICONTINENTAL: El ministro del Interior, Wado de Pedro, resaltó el hecho que en el nuevo DNI está representado el país bicontinental, con lo que se afirma el derecho de soberanía argentina en la Antártida y en las Islas Malvinas. El Gobernador dijo que con este gesto “todos nos emocionamos”.

CELULARES APAGADOS. Previo al inicio del acto, y a medida que se llenaban las sillas en el Carlos Margalot, la locutora del acto solicitó al menos en tres oportunidades que los asistentes al acto pusieron sus teléfonos en silencio y se abstuvieran de filmar. Los presentes cumplieron con creces.

El presidente Alberto Fernández accedió a las selfies con la gente.

“CHIQUITO”, EL OVACIONADO. Estaba entre los presentes el exintendente Esteban ‘Chiquito’ Martínez. El gobernador Gustavo Melella lo nombró como “el primer intendente tras la restitución de la democracia” y la ovación de los presentes no se hizo esperar. El propio Alberto Fernández lo señaló y lo saludó a la distancia.

SIN BOMBOS. Por las medidas sanitarias a partir del distanciamiento social, el Carlos Margalot se vio despoblado. Tan solo periodistas y fotógrafos ocuparon una de las gradas del edificio. Esta vez, la liturgia peronista quedó para cuando pase la pandemia de coronavirus.

CHACRA II SITIADA. La presencia del presidente Alberto Fernández ameritó un amplio dispositivo de seguridad, que incluyó el corte de calles en un rectángulo que comprendió la calle Prefectura Naval Argentina y Luisa Rosso, desde Berta Weber hasta Federico Ibarra. El control policial fue férreo a lo largo de toda la mañana y parte de la tarde.

SELFIES AQUÍ Y ALLÁ. Alberto Fernández acaparó los pedidos de fotos de parte de la mayoría de los dirigentes políticos provinciales y locales que buscaron -y consiguieron- su recuerdo para la posteridad. En el ránking de los más solícitos le siguieron al presidente, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y el ministro del Interior, Wado de Pedro.

LOS CELESTES. La discusión por el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo también se coló en la visita. Es que cientos de pañuelos celestes aparecieron anudados en luminarias del recorrido que Alberto Fernández debía realizar por la ciudad. Incluso colgaron algunos estandartes alusivos sobre el puente peatonal de Islas Malvinas.

TAPABOCAS PARA TODOS LOS GUSTOS. Si bien la mayoría de los presentes optó por cubrir sus rostros con tapabocas sobrios o barbijos medicinales -como el que usó Alberto Fernández-, hubo otros más llamativos, tal el caso del cubrebocas que usó el intendente Walter Vuoto, con la frase ‘No fue magia’.

A BANCAR EL VIENTO. La foto oficial de la primera jornada de Capitales Alternas se realizó en el Monumento a los Caídos en Malvinas. Cerca del mediodía, el viento arreció con fuerza, pero lejos de amedrentar a los funcionarios nacionales, se los pudo ver desprovistos de camperas abrigadas, bufandas o gorros durante la visita a esa zona de la ciudad.

LA GENTE SIEMPRE ESTÁ. Párrafo aparte merece la ciudadanía riograndense que entendiendo la particular situación que impone la pandemia, respetó los protocolos y optó por no agolparse en las zonas aledañas al Carlos Margalot. Sin embargo, saludaron efusivamente a la caravana a su paso por los diferentes puntos de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *