Policiales

Inquilinos denunciaron a una inmobiliaria

Una vecina, quien junto a su familia tomó en alquiler una casa, denunció a la inmobiliaria por estafa. Aseguró que le pagó a la inmobiliaria Mac Rae 74 mil pesos para alquilar una casa y pagar el mes de alquiler, depósito y comisión pero les entregaron una vivienda sin el servicio eléctrico. Ahora, a menos de un mes, desde la inmobiliaria le piden la devolución de la casa pero no quieren restituirle el dinero.

La mujer y su esposo debieron acudir a la Policía para exponer la situación.

RIO GRANDE.- Otra vez una inmobiliaria es protagonista de un problema con un cliente. En esta oportunidad se trata de la inmobiliaria Mac Rae que se encuentra en calle Lasserre 493 de esta ciudad.

La familia que alquiló está compuesta por una pareja y sus dos hijas pequeñas. Macarena Sotelo, quien es la mamá de las dos nenas e inquilina damnificada, aseguró que le pagó a la inmobiliaria alrededor de $74 mil por el alquiler de un departamento en Chacra II. La suma corresponde al mes de alquiler, depósito y comisión. El problema es que, según dijo, les entregaron una casa sin el servicio de electricidad.

La mujer le contó a la prensa que “desde el 16 de noviembre le alquilé a la inmobiliaria Mac Rae un departamento en Chacra II pero no tenía electricidad así que le pidió a un vecino que le pase electricidad con un cable mientras reclamaba a la inmobiliaria que le solucione el problema. “Desde la inmobiliaria me mandaron a un electricista que hizo una instalación clandestina. Yo llamé a la Cooperativa y me dijeron que la conexión que hicieron es ilegal. En este marco, Sotelo explicó que le pidió a la responsable de la inmobiliaria que les devuelva el dinero para poder buscar otro alquiler que no tenga problemas. Sin embargo, la responsable de la inmobiliaria “no me quiere dar la plata pero me pide que le devuelva las llaves del departamento”.

Para poder contar con electricidad, los inquilinos debieron pedirle a un vecino que les preste energía con un cable.

El problema es que desde que se alquiló el departamento “nunca tuvimos electricidad y la dueña de la inmobiliaria dijo que lo arreglarían, pero pasaron los días y nunca nos dio una solución”.

Esta situación derivó en tensiones y peleas entre los responsables de la inmobiliaria y los inquilinos. “La que me alquiló ahora me trata mal y nos grita, yo tengo eso filmado”, dijo la inquilina quien aseguró recibir amenazas.

Según explicó, al momento de mostrar el departamento, desde la inmobiliaria les aseguraron que el departamento tenía problemas pero que lo solucionarían; “pero nunca imaginé que sería con una conexión clandestina y peligrosa”. Ahora, la mujer inquilina ya realizó una exposición en la Comisaría. Además, el departamento no cuenta con el medidor de electricidad. El problema aún no tiene solución y la tensión entre la inmobiliaria y los inquilinos continúa en aumento.