Actualidad

Bicicleterías colapsadas, sin stock

En el marco de la pandemia por coronavirus que obligó el cierre de muchos gimnasios se generó, a nivel mundial, una gran demanda de bicicletas. En Tierra del Fuego no hay stock en la mayoría de los comercios.

Crece la demanda de bicicletas.

RIO GRANDE.- La demanda de bicicletas a nivel mundial se disparó en el marco de la pandemia. Según indican desde distintos sectores, esto se debió al cierre de los gimnasios y también porque se generó un “parate” en la cadena que va desde el fabricante hasta el propio distribuidor, en general, causado por el coronavirus.

Ante esta situación y a causa de que la gente comenzó a andar en bicicleta para reemplazar las sesiones de gimnasios, el sistema colapsó de manera inmediata.

El caso de Tierra del Fuego no escapa a la realidad mundial y en los comercios de toda la provincia los responsables aseguran que tienen entre el doble y el triple de ventas que antes de la pandemia. La inflación, la demora en la importación de los rodados y de las piezas para ensamblarlas y el atraso en la fabricación y distribución, disparó los precios.

Lo cierto es que el boom de la bicicleta crece en la ciudad.

En un local tradicional de venta de bicicletas de esta ciudad aseguraron que, antes de la cuarentena, vendían una cierta cantidad de bicicletas y repuestos, pero en pandemia esas cifras se triplicaron.

No todo termina en la venta ya que en otros locales, en los que sólo se reparan o se brindan servicios de puesta a punto de las bicis usadas, aseguran que desde hace meses debieron comenzar a implementar el sistema de turnos ante la demanda.

Locales provinciales sin bicicletas

El propietario de una de las históricas bicicleterías de esta ciudad contó que “antes de la cuarentena se vendía una cierta cantidad de bicicletas pero hoy la demanda se triplicó.

Por su parte, Javier Padwiazny, del local Everest Cycling, hizo referencia a la gran cantidad de bicicletas que están vendiendo en este último tiempo y la demanda que están teniendo ahora.

Al respecto dijo que “el rubro está muy bien, pero hay un momento que se hizo un bache a nivel nacional por falta de mercadería, por lo que activamos el taller y la venta de accesorios”.

“Hay desabastecimiento a nivel mundial de bicicletas, acá están llegando pocos productos por problemas aduaneros. En estos momentos deberíamos tener 200 bicicletas para cubrir la demanda que tenemos pensada en el verano”, afirmó Podwiazny.

Otro de los comerciantes del rubro pero de Ushuaia señaló que “veníamos con un número regular, tranquilo, y de pronto en mayo y junio se disparó la demanda. Ahora tenemos problemas con las entregas de las bicicletas nuevas”. Este comerciante explicó que China, uno de los principales proveedores en el mundo de los rodados y de las piezas para ensamblarlas en Argentina, lleva un atraso con las entregas de más de cuatro meses “y ahora se siente en la cadena comercial”.

A nivel nacional

Los fabricantes nacionales de estos rodados afirman que este año podrían acercarse a su último récord de 1.500.000 bicicletas fabricadas y vendidas en 2017.

El entusiasmo es tal con la venta de bicicletas que la Cámara de la Industria de Motovehículos, Bicicletas, Rodados, Motopartes y Bicipartes argentinas (CIMBRA) anunció que pronto los rodados van a tener otro canal de ventas: concesionarias de motos. “Creció en tal magnitud la demanda de bicicletas y la variedad de modelos que llegarán a las concesionarias”.

A nivel mundial

El temor a contraer el coronavirus proyecta un crecimiento mayor y mucha gente que anticipa que dejará de tomar el transporte público por un largo tiempo se sumará al transporte sustentable que, tímidamente por ahora, también suma a las bicicletas eléctricas.

Precios

En tanto y en referencia a los elevados precios del producto, en general los vendedores indican  que “en un año el aumento fue del 100%, y hay locales que se aprovechan para aumentarlo más”.