Gremiales

Solnik: Graves irregularidades

La delegada, Andrea Gamiz, denunció una serie de irregularidades que se viven en la fábrica electrónica. Problemas con la liquidación de sueldos, contratos irregulares, comida en mal estado, falta de indumentaria y la falta de cumplimiento del protocolo relacionado al aislamiento por coronavirus son algunos de los puntos.

Trabajadores reclaman por irregularidades en las condiciones laborales.

RIO GRANDE.- Trabajadores de la firma Solnik, ubicada en calle Islas Malvinas del Parque Industrial de esta ciudad, denunciaron una serie de irregularidades que se viene suscitando en el transcurso de los últimos meses en el establecimiento.

Desde sueldos y aguinaldos mal liquidados, contrataciones irregulares, comida en mal estado, falta de ropa de trabajo y persecución laboral a los empleados son algunas de las situaciones que generaron que, desde el sector trabajador se decidiera llevar adelante medidas de fuerza que se incrementaron en las últimas jornadas.

Andrea Gamiz, una de las delegadas, representante de los trabajadores de Solnik, explicó ante la prensa que se han notado ciertas irregularidades desde el rebrote de coronavirus en Río Grande. “Estas situaciones datan desde junio aproximadamente y las hemos denunciado a la espera de que se solucionen, pero eso nunca sucedió”.

Andrea Gamiz, delegada de los trabajadores, aseguró que las medias se podrían profundizar.

La Delegada dijo que hoy, “reclamamos el premio anual, efectivizaciones de empleados que hace años están contratados y que debían haber sido regularizados hace tiempo pero siempre se postergaron. Esos son empleados que corresponden a 2013, 2014, 2015 y 2016 y aún no han sido efectivizados por lo que estamos reclamando esas incorporaciones”. Sobre este punto, cabe señalar que en Solnik trabajan más de 300 empleados de los cuales sólo 75 son efectivos. En tanto, un 75% son contratados. El reclamo de efectivibizaciones se hace por los 65 empleados de esos cuatro años “pero hay más empleados que están en las mismas condiciones y que también deben ser efectivizados”, según señalaron los trabajadores.

Por otra parte, se señala que el gerente de Solnik es Carlos Cerrudo y las negociaciones con los trabajadores se llevan adelante con Maximiliano Cruz quien es el apoderado de la empresa y es quien tiene contacto directo con los dueños de Solnik.

Protocolos COVID-19

Gomiz explicó que desde que se impuso el protocolo para la prevención de COVID-19, se han detectado diversas irregularidades y no se cumple ese protocolo. “Estas situaciones son más notables tanto a la entrada como a la salida de cada turno donde no se respeta el distanciamiento de los empleados”.

Por otra parte, “cuando uno de los empleados presenta síntomas, no se lo aísla ni se lo asiste sino hasta que tiene mucha fiebre y ya no puede más. En varias oportunidades los empleados se sintieron mal, perdieron el olfato, el gusto y sintieron decaimiento, pero como no tenían fiebre los hacían trabajar. Esos mismos empleados dieron positivo. Luego, los compañeros del entorno también dieron positivo. Estas cosas se podrían haber evitado si se hubiese aislado a ese empleado cuando denunció los primeros síntomas”.

La Delegada aseguró que aún se hace trabajar a empleados que tienen síntomas y no se los aísla ni se los manda a hisopar sino que los hacen trabajar hasta que no pueden más”.

Entre los reclamos está la comida en mal estado, podrida, mal oliente y con pelos.

Según dijo, en varios sectores, los trabajadores realizan sus labores enfrentados sin ningún tipo de división y sin ninguna mampara que sirva de separador.

Contratos de 8 días

Hoy, a los trabajadores que ingresan, se les hacen contratos de 8 días a las personas. Si una de esas personas tiene un contrato de 8 días, deben aislarse pero no les pagan esos días. En algunas oportunidades no se los vuelve a recontratar. Hay empleados que les renuevan los contratos cada 8 días y no les dan ninguna seguridad laboral.

“Nosotros estamos exigiendo que los contratos que se hacen en la empresa, sean como mínimo, de tres meses que es lo que corresponde”.

Denunció que hay personas que trabajaron 8 días, se contagiaron de COVID-19 y no se los volvió a contratar, por lo que entendemos que están jugando con la gente”.

Premios y aguinaldos

Según indicó Andrea Gamiz, lo que se busca es la misma modalidad de premios de las distintas empresas del sector. “No queremos ni un monto mayor ni menor, sólo queremos lo mismo que se les paga    a los empleados del resto de las empresas similares a Solnik”. Según dijo, “el monto del premio anual que les ofrecieron fue de 82 mil pesos lo que es muy poco” y “ni siquiera supera el 51% de aumento salarial de este año por lo que hicimos el reclamo correspondiente”.

Ante este reclamo, la empresa insistió en pagar ese monto y descartó de plano efectivizar algún empleado. Esto generó descontento y tensionó mucho los ánimos de los empleados.

Respecto del aguinaldo, los trabajadores se quejaron porque siempre hay diferencias en favor de la empresa.

“Nosotros reclamamos faltantes de dinero en la liquidación de los aguinaldos pero siempre nos responden que el aguinaldo estaba bien liquidado. En este marco, los empleados se juntaron y verificaron la liquidación de los 75 efectivos y lograron notar que faltaba 416 mil pesos distribuidos en esos empleados y que no se habían liquidado correctamente, por lo que la empresa debió acreditarlo.

La Delegada explicó que esos 416 mil pesos corresponden a liquidaciones que se controlaron en 75 empleados efectivos, pero resta controlar la liquidación de más de otros 200 empleados contratados.
Además, denunciaron malas liquidaciones en horas extras, horas nocturnas y otras irregularidades, “siempre en favor de la empresa”.

Denuncian la falta de medidas para respetar un protocolo COVID-19.

Comida en mal estado

Hay muchas quejas de muchos trabajadores. “Varios de los compañeros han encontrado pelos dentro de la comida. También nos han dado comida con carne verde. En otros casos, la carne se veía podrida, mal oliente y con espantoso sabor.

Los empleados elevaron este reclamo hacia los responsables de la empresa, pero nunca hubo una respuesta ni ningún cambio en la situación.

Ministerio de Trabajo y la UOM

Andrea Gamiz, adelantó que desde el miércoles que se están realizando medidas de fuerza de media hora por turno. En cada turno paramos la producción media hora pero, ante la falta de respuestas, en la jornada de este martes, profundizamos esas medidas y ahora estamos parando 2 horas por turno.
Cada una de estas irregularidades ya fue denunciada ante el Ministerio de Trabajo, entidad gubernamental asegura estar trabajando al respecto.

Por otra parte, la Unión Obrera Metalúrgica también está en conocimiento y, desde el sector se podrían tomar otras medidas de acción directa para terminar con este tipo de irregularidades.
Cabe señalar que en las últimas horas, varios empleados denunciaron que desde la patronal, los está amenazando con dejarlos sin trabajo en caso de que se adhieran a las medidas de fuerza que se impulsan desde el sector trabajador.